Los osos Grolar, o la hibridación como respuesta al cambio climático

Grolar-bear

Hace un par de años hablamos de unos híbridos bastante interesantes, los ligres, y también mencionábamos otras hibridaciones dentro del mundo de los felinos grandes. Pero lo que nos quedaba picando en la cabeza era la posibilidad de existencia en la naturaleza de un monstruo de 4 metros de largo y media tonelada de peso, cosa que puede haber sucedido en hace miles de años cuando compartían el hábitat leones y tigres en Persia, China y Beringia. Pero si pensábamos que eso era raro, aparecieron los osos Grolar para terminar de sorprendernos. Veamos.

Los osos polares provienen de poblaciones de osos pardos que se cree en las últimas grandes glaciaciones pleistocénicas quedaron aislados y sometidos a presión genética. Los análisis de ADN y de fósiles indican que la divergencia entre especies ocurrió hace unos 150.000 años. El oso polar creció más, cambió el color de su pelaje, aprendió a ser un experto nadador, de cabeza proporcionalmente más chica y puntiaguda, el tamaño de sus garras disminuyó considerablemente y sus orejas pasaron de estar en la parte superior de su cráneo a una posición más lateral (baja).

Por otro lado, los híbridos entre los osos polares y los grizzly (la subespecie de oso pardo más común de Norteamérica), conocida como grolar, ya era conocidos debido a que en diferentes lugares habían logrado la cruza. Inclusive, en el zoológico de Osnabrück (Alemania), ocurrió una hibridación no forzada en el año 2004(1). Sucedió que mantenían en un sólo lugar común a diferentes especies de osos y ocurrió un apareamiento dando luz a una macho y una hembra fértiles:

Uno de los grolar del zoológico de Osnabrück

Uno de los grolar del zoológico de Osnabrück

Ahora comparen el híbrido con un oso polar:

polar bear

Podrán notar que tienen la “joroba” del híbrido, típica de los grizzly, así como su hocico más corto, cabeza más ancha, y obviamente el pelaje de color pardo en las partes bajas del animal

Los grolar en estado salvaje

Hasta el año 2006 la presencia de grolar (grizzly + polar) en la naturaleza era teórica. Pero un cazador en los territorios del norte (Canadá) cazó a uno y desató una revolución científica (cita). La noticia causó un gran impacto pero era algo que se suponía que podía suceder. El por qué se encuentra en el calentamiento climático que hace durante los veranos los hielos árticos se retraigan a niveles nunca vistos, forzando a los osos polares a incursionar tierra adentro en busca de alimentos y también los osos grizzly encuentran más disponibilidad de comida al norte del círculo ártico. Los científicos han documentado muy bien desde los 80´s las ingresiones cada vez mayores de los grizzly hacia el círculo ártico. En el año 2010 se realizó un completo informe que documentaba como entre los años 2003 y 2008, se incrementó la cantidad de osos pardos que migraban a territorio polar en el estado de Manitoba (1,2). Localidades como Kaktovik, al borde del mar Ártico, tienen problemas con los osos pardos que llegan hasta el pueblo en búsqueda de comida y eventualmente han atacado a los habitantes.

En el 2010, un cazador inuit y también en la isla Victoria le disparó a otro ejemplar “extraño”, que luego de análisis de ADN resultó ser un grolar de segunda generación, de padre pardo y madre grolar, por lo que lo que está sucediendo es una gama de hibridación entre ambas especies de osos. Estos descubrimientos llevaron a un estudio profundo publicado en Nature sobre las consecuencias del cambio climático y la desaparición de los hielos árticos en la posible hibridación de otras 34 especies. Cruzas entre la ballena boreal y la franca del Pacífico, o entre esturiones y narvales podrían darse si los hielos continúan con su retirada.

Las últimas noticias recibidas es que se avistaron grolars en las costas del mar Ártico de Alaska y se lograron fotografiar varios especímenes cerca de las comunidades inuits. Aún así, los encuentros entre osos polares y pardos son agresivos a excepción de la temporada de apareamiento donde pueden ocurrir el cruzamiento de especies. Para finalizar, los dos grolar del zoológico de Osnabrück se comportan de forma muy similar a los oso polares y muy poco a los osos pardos. Hasta la próxima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los osos Grolar, o la hibridación como respuesta al cambio climático

  1. Alejandro Daniel Vallet Villagra dijo:

    No conocía a los grolar, pero intuitivamente me parecía algo inevitable con el paso del tiempo. Gracias por compartirlo.

  2. rlete dijo:

    Impresionante como la naturaleza se las arregla para sobrevivir a las condiciones que le hemos impuesto… y sí, se veía venir.

  3. Anónimo dijo:

    SON TODOS MUY BELLOS EJEMPLARES ,PERO CUANTO CUIDADO PARA DOMESTICARLOS SIN QUE PIERDAN SU LADO SALVAJE .GRACIAS POR COMPARTIR TODO ESTO

  4. Anónimo dijo:

    sera que de la mezcla de don gato y silvestre saldrá un gato como garfield?

  5. Anónimo dijo:

    hola bbys

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s