Noches blancas

Hace un tiempo les hablé de lo que sucede con el día y la noche en latitudes altas. El post se llamaba Cuando el sol y el horizonte se hacen amigos y relataba mi experiencia personal de un invierno a altas latitudes y el por qué de las noches tan largas y los días tan cortos.

Medianoche. Noche blanca en San Petersburgo (click para agrandar)

Ahora tuve la oportunidad de visitar Noruega, Rusia y los países bálticos estando más de 2 meses a latitudes cercanas a 60º. Como ven en la foto de arriba, si bien el sol se oculta, lo hace muy tarde y no perpendicular al horizonte. Se va acercando tangencialmente hacia el norte, por lo que el atardecer dura muchísimo, hasta el punto en que el sol comienza su remontada sobre el horizonte sin permitirnos experimentar su total ausencia. A esa situación se le llama “noches blancas”.

Esquema de un amanecer "normal" vs. noruego

Si uno se encuentra por encima de los 66º de latitud, van a tener por lo menos un día al año (21 de junio) sin que el sol se ponga. El efecto se magnifica cuando uno se va más al norte. Pero si uno se va hacia el sur, el sol se pone pero muy poco sobre el horizonte, al punto que se puede ver su claridad. Las noches blancas se aprecian desde la latitud 66º hasta la latitud 59º, obviamente que a medida que nos acercamos a los 59º vamos a ver el efecto más atenuadamente (con menor luminocidad) y acotado alrededor del 21/6.

Particularmente visité una semana antes del solsticio de verano las ciudades de San Petersburgo (60º), Tallín (59.5º), Riga (57º) y Vilnius (54.6º). En la primera ciudad el efecto era notorio, en la segunda un poco menos (a pesar de estar sólo medio grado de latitud más al sur); en Riga se veía apenas una tenue claridad apenas sobre el horizonte e inclusive pude ver las estrellas y en Vilnius tuve noche cerrada.

En Tallín pude hacer una secuencia de fotos que gracias a los efectos gimpescos de Chimango quedó bastante decente donde se ve como el esquema anteriormente toma vida:

Stacking de 7 fotos. Noten el ángulo de ingreso del sol (click para agrandar)

Ahora, hagámosnos la siguiente pregunta: El 21/6, ¿cuánto abajo del horizonte llega a estar el sol? La respuesta, por ejemplo para San Petersburgo (latitud 60º) es que el sol sólo llega a estar 6.5º bajo el horizonte en el momento de mayor noche. El por qué es muy fácil: en el solstico de verano europeo, el eje de la tierra está inclinado 23.5º con respecto al plano tierra sol. Cuando la ciudad se encuentra opuesta al sol (punto de máxima noche), está a 83.5º (60º+23.5º) con respecto al plano sol-tierra, a sólo 6.5º de los 90º y por ende del sol de medianoche. Una imagen vale más que mil palabras, asique a verla:

El párrafo anterior, explicado de forma gráfica. Se puede ver como se suman los 23,5º a los 60 de la ciudad y por eso el sol no baja más de 6,5º del horizonte (click para agrandar)

Efectos de la sobra de luz

Vivir en época de verano es bastante complicado. Se podría simplificar como “demasiada luz”. Uno está automatizado para esperar la oscuridad antes de cenar. Me pasó muchos días de sentir hambre, pensar que eran las 7 u 8 de la tarde porque recién estaba atardeciendo cuando en realidad era la medianoche. También de despertarme con el sol alto y creer que me había quedado dormido cuando en realidad eran las 4am. Son todas una serie de experiencias bastantes locas que parece ser, a los lugareños no los afecta en absoluto. Otro problema importante es el irse de joda a un bar. Uno (ex(?)-pirata), espera el anochecer para estar en su punto justo de alcohol en sangre y demás menesteres, cosa que era imposible en este viaje. El infierno mismo para el Bambino Veira!

El efecto no es eterno. Llegado el verano los días se empiezan a acortar en estas ciudades. En Stavanger lo hace a un ritmo de unos cuantos segundos la primera semana y llega a los 7 minutos diarios en el mes de septiembre. Eso equivale a casi una hora menos de luz por semana! Una barbaridad y a la vez algo totalmente lógico pensando que en 180 días pasar de la luz permanente a la noche permanente.

En fin, peripecias, curiosidades y anécdotas que uno ha vivido por tener el culo suerte de haber visitado lugares tan poco comunes. Será hasta la próxima!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anéctodas, Astronomía, Cruda realidad, Curiosidades, Fotos, Geografía. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Noches blancas

  1. dama dragón dijo:

    Menos horas para el Happy Hour!! a que hora amanece…

  2. Graciela dijo:

    Interesantísimo!!!!!!!!!
    Quiero más

  3. Pingback: Pueblos iluminados | Animal de Ruta

  4. harpag0rnis dijo:

    Estoy haciendo un artículo sobre este tema, que tanto desconocía, y veo que tienes dos imágenes que explican perfectamente a que es debido la famosa noche blanca, me gustaría que me dieras permiso para poder utilizarlas(lógicamente haciendo siempre eco de este blog, siendo su origen).Saludos y excelente artículo

  5. Pingback: Todo lo que se esconde debajo de una manecilla | Un paraje desconocido

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s