Visitar Preikestolen

Como les conté hace poco, estuve de viaje por el norte un par de meses, principalmente basado en Stavanger, Noruega. Este es un pueblo-ciudad pintoresco pero algo aburrido. Pueblo porque no supera los 120.000 habitantes y ciudad porque para su tamaño tiene un gran movimiento. Es la capital petrolera de Noruega, país que junto a Inglaterra tienen los campos petroleros más grandes del Mar del Norte. Por ello, cuando uno arriba a su aeropuerto se sorprende por los casi 50 vuelos diarios desde todas partes del mundo que llegan y salen. Al ser la capital petrolera del Mar del Norte, todas las grandes operadoras (Shell, Total, etc) tienen oficinas aquí.

Ciudad de Stavanger (click para agrandar)

La ciudad en sí es de cuentos. El orden expresado en su máximo nivel, con todas las calles limpias, pulidas y con su correspondiente ciclovía. Lo mejor que ofrece la zona es el contryside, las afueras. Los noruegos practican asiduamente escalada, kayak, escalada en hielo, sky de travesía, ciclismo, en fin, todas las actividades al aire libre que se les ocurran. Y no muy lejos de la ciudad se encuentran los famosísimos fiordos. Por si hay algún trasnochado les cuento que un fiordo es un profundo, largo y angosto valle generado por un glaciar que cuando éste se retiró es reemplazado por el mar. Conclusión: Paisajes de cuentos.

Un fiordo en primera persona, particularmente el que visité (click para agrandar)

Ir al fiordo

El fiordo más famoso de Noruega es el Lysefjord. No es tan largo como el Sognefjord pero tiene las dos atracciones más grandes del país: Preikestolen (o Pulpit Rock) y Kjerag. Preikestolen es una plataforma rocosa “colgada” a 600 metros de altura sobre el fiordo y por cuestiones de tiempo fue el que visité ya que para Kjerag necesitaba 2 días. Para llegar a la Pulpit Rock se debe tomar un ferry hasta pueblo de Tau (desde Stavanger son 30 minutos y 60 coronas el pasaje). Al llegar ahí se toma un micro y en 20 minutos llegás a un caserio (coord: 58°59’28.74″N  6° 8’17.27″E) a 300msnm. A partir de allí uno tiene que hacer la subida a pie. Hay un gran parking y todo tipo de facilidades (baños, quiosko, restaurant, etc).

El comienzo de la caminata. Hasta aquí se puede llegar en bus. Noten el pasto sobre los techos (click para agrandar)

La subida

La subida no es tan fácil como yo lo pensaba. El paisaje trascurre en una zona boscosa y con empinadas laderas; uno cruza laguitos, arroyos y pedreros. Una persona con buen ritmo puede completar la subida en 90 minutos. Aclaro que vi gente de todos los tamaños y edades que llegaron a la cima asique tampoco crean que es imposible hacerlo. El paisaje que nos espera definitivamente merece todo el esfuerzo.

Cuando llegás hasta el borde del fiordo y apreciás todo desde arriba sentís la típica sensación de cuando uno llega a la cima de un cerro. A continuación, algunas fotos (entre ellas panorámicas que recomiendo hacerle click para verla en un tamaño decente) de este fantástico lugar:

Al borde de la plataforma rocosa. (Click para agrandar)

Sobre el pedazo de roca colgante. (Click para agrandar)

En la siguiente foto, sacada de Wikipedia, les va a quedar claro por qué el término “plataforma”:

Ese "cacho de piedra" está colgando del vacío (click para agrandar)

Una de las actividades que los turistas consideran más divertidas es que les tomen fotos sentados en el borde, con los pies colgando. Soy una persona que usualmente sube cerros, que no le tiene miedo a las alturas y así y todo les digo que ese lugar muchísimo vértigo. Recién después de un rato pude imitarlos pero mi “fotógrafa personal” estaba tan nerviosa de verme así que no me tomó la foto… No comments. ¿Sentarse en el borde? A esto me refiero:

La parejita contenta con su foto (click para agrandar)

Una alternativa (que también recomiendo) es visitar la zona desde abajo. Hay dos empresas que sale diariamente con sus barcos y que recorre toda la extensión del fiordo. El precio es bastante elevado (400 coronas) y la verdad es que uno pierde la vista en perspectiva. Les paso a mostrar un par de fotos de Prekeistolen desde abajo para que tomen real conciencia del lugar donde uno está parado (fotos vía Panoramio):

"Pedazo de roca colgante", toma sentido no? (click para agrandar)

Preikestolen se asoma (click para agrandar)

Kjerag, la piedra encastrada

La segunda atracción de la zona (y personalmente, la que más me atraía) es la llamada Kjerag. Se camina bastante más pero tiene su recompensa. Si no le temen ni un poquito a las alturas se van a poder para sobre una pequeña roca encastrada entre dos muros a más de 1000 metros de altura. Si, así como lo leyeron y si no me creen vean las siguientes fotos cortesía de Panoramio:

No apto para personas con miedo a las alturas (click para agrandar)

Allá arriba está, si hagan click para agrandar y verla sino es casi imposible

Bueno amigos, esto ha sido todo de este post fotografico. Si tienen la suerte de visitar esos pagos en época de verano ya saben que dos lugares tienen que agendarse y conocerlos. Será hasta la próxima!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anéctodas, Curiosidades, Enclaves, Historias Mínimas, Montaña. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Visitar Preikestolen

  1. K-es-el dijo:

    Muy lindo lugar, da vértigo de solo mirarlo.

  2. dama dragón dijo:

    Castigáte nomás…¿comiste el pescadito podrido?

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s