El Domuyo, ¿es un volcán?

Domuyo

El Volcán Domuyo no tiene ni forma ni rocas típicas de un volcán. Sin embargo, se lo llama y conoce como volcán. Esto me ha llevado a discutir ampliamente con geólogos que inclusive conocen muy bien la zona de la Cordillera del Viento (donde está emplazado) sobre si es o no un volcán. A continuación, vamos a exponer una serie de pruebas y vamos a intentar llegar a una conclusión salomónica.

Cuando dice tal o cual cerro es un volcán o no es un volcán, lo induce a partir de las características morfológicas del mismo. Si vemos que tiene forma cónica, automáticamene lo asociamos a un volcán. El por qué funcionamos así está íntimamente con nuestra educación geográfica y por el hecho natural del ser humano de asociación automática. Este poder asociativo funciona de forma fantástica en la zona de la puna riojana o catamarqueña, donde tenemos grandes eventos magmáticos efusivos; o sino hagan una simple búsqueda de imágenes en Google con la palabra “Volcán” y vean lo que encuentran.

Sin embargo, hay varios tipos de volcanes que no “encuadran” en nuestra lógica cotidiana. Un ejemplo de ello son los volcanes en fisura en las zonas de expansión de placas. En Islandia, donde las placas continentales se separan, se generan zonas de debilidad por donde asciende el magma generando un volcán en fisura.

wpid-wp-1416322314567.jpeg

Lo que ven en el mapa superior (pueden acercarse o alejarse) es un volcán en fisura, nada más alejado a los típicos estratovolcanes con sus conos de escoria que estamos familiarizados.
Otro tipo de volcán bastante poco común son los que aprovechan el fallamiento y levantamiento de los Andes para ascender la lava por las fisuras (fallas) y emerger pero de forma muy sutil. Por ejemplo, el volcán Los Callos, ubicado en el sur mendocino, se creó a partir del plegamiento y levantamiento de hemigrábenes triásicos invertidos (inversión tectónica). Se aprecia de forma muy clara la sierra de Cara Cura, con todas las secuencias de rocas e inclusive alguna repetición por fallamiento y cómo se ha “derramado” muy poca lava que ascendió por fallas. El cono volcánico que forma tiene apenas 100 metros de altura y se ubica en la parte alta de la sierra, por lo que cuando uno pasa por al lado ni siquiera nota que es un volcán.

Otro volcán de formación muy similar a éste es el Trómen, el cual se forma en una zona de debilidad del anticlinal (en este caso, la charnela) de Pampa Tril, una estructura geológica que sigue la línea norte sur luego de la sierra de Cara Cura y la sierra de Reyes. En este caso, a diferencia del volcán Los Callos, tuvo episodios eruptivos más largo y de mayor intensidad que lo llevó a ganar altura hasta casi los 4000 metros (más info sobre el Tromen: 1, 2, 3, 4)

En el mapa interactivo superior se aprecia el volcán Tromen y hacia la derecha (este) aparece la zona conocida como “Yesera del Tromen”. El nombre lo toma por la formación Auquilco, un gran yeso de la cuanca neuquina (son las rocas blancas) que cubren gran parte de la cuenca. Por sobre esa formación está Vaca Muerta (la ruta 40 pasa sobre ella); es uno de los mejores afloramientos para observar sus características petrofísicas en toda la cuenca neuquina.

El caso del Domuyo

Una vez hecha toda esta introducción sobre algunos volcanes no tan comunes y la mecánica de fomación en esta parte de los Andes, vamos a ir a este caso en particular. Mi primera duda con el Domuyo fue la forma que no cuadraba con la de un “volcán clásico”; nada raro ya que podría haber sufrido erosión diferencial. Luego, la posición de las capas. En un volcan las capas yacen concordantes unas con otras y aquí aparecían con diferentes ángulos y buzamientos:

ff

En horribles líneas azules y rojas, intento mostrar los buzamientos de las capas y mostrar la complejidad de la zona. Auquilco aflora mayoritariamente en el sector occidental de la estructura.

No parecía para nada un volcán sino un levantamiento estructural a través de complejos sistemas de fallas, en los cuales parecía estar involucrado el basamento (tectónica de piel gruesa). Luego, pude dar con un mapa geológico de la zona; estaba descripto el cerro como sedimentitas jurásicas y cretácicas de la cuenca neuquina (formaciones Auquilco, Vaca Muerta, Quintuco, Mulichinco, algo de Lotena y Lajas, etc, etc, etc), con un poco de sedimentitas terciarias orogénicas y en su parte central un cuerpo intrusivo de 2.5Ma (no efusivo, a no confundir!). A eso se suma que las escuelas geológicas internas de Vaca Muerta en YPF se realizan en parte en las laderas de el Domuyo, confirmando lo que yo había visto en las cartas geológicas. A su vez, toda la región de la Cordillera del Viento es famosa por involucrar basamento en el levantamiento, dejando a toda la columna sedimentaria de la cuenca neuquina exhumada. Entonces no había visto tan mal.

wpid-wp-1416339076861.jpeg

Mapa geológico, tomado de Chiodini et al. (2014)

En el mapa superior (paper aquí) pueden apreciar que el cerro Domuyo, con su punto más alto corresponden al intrusivo exhumado por erosión. Esto es sumamente importante ya que muestra que no hay rocas ígneas efusivas, que exclusivamente se forman cuando el magma es puesto en contacto con la superficie de manera violenta, o sea, por un volcán. En cambio, en el Domuyo hubo un emplazamiento de una cámapra magmática que se enfrió y luego, por acción erusiva, quedó al descubierto, con sucedió con los cerros La Valenciana o Palao Mahuida en Malargüe o mucho más cerca del Domuyo, con el cerro Palao.

Sin embargo, a pesar de todas las pruebas que encontraba, grandes autores seguían (y siguen definiendo) al Domuyo como volcán. Y por “grandes autores” me refiero a Llambías(1)

Dar en la tecla

Hasta acá había algo seguro, el Domuyo, el cerro en sí, la mole de roca que se eleva hasta casi los 5000 metros de altura, no es un volcán. O más precisamente, no es un estratovolcán.

El golpe de gracia lo dio el trabajo “Actividad eruptiva en la región del volcán Domuyo” de Mas et al. (2011) y que pueden encontrar en el relatorio del XVIII Congreso Geológico Argentino. Empieza así:

“Si bien en el área del volcán Domuyo no se observan rastros de una actividad volcánica eruptiva, con emisión de materiales magmáticos, en tiempos actuales, es claro que este sistema, uno de los más importantes de toda la región, posee un volcanismo moderno del orden de 0.11±0.02Ma. Evidencia de ello son la presencia de gases de origen magmático en las manifestaciones termales de La Bramadora, que son de tipo sulfatadas, como asimismo en la existencia de un campo geotérmico de alta entalpía, con una distribución areal muy importante. En los últimos años se han evidenciado una serie de fenómenos geológicos que podrían estar relacionados a la posible actividad eruptiva en esta zona y que merecerían ser tenidos en cuenta”

Lo que está diciendo es lo que yo imaginaba. El Domuyo no es un estratovolcán pero en sus alrededores presenta actividad hidrotermal y emanaciones de gases. Entonces, ¿qué significa todo esto? Significa que en las cercanías de su base podría estar alojada una cámara magmática y que evidentemente se ha producido (y/o se está produciendo) ascenso de magma pero que todavía no llega a la superficie. Recordemos que toda la actividad volcánica de la zona (Domuyo, La Cruzada, Trómen, Carrere) no tiene más de 200.000 años, que en tiempos geológicos significa “hace 10 minutos”.
Los vulcanólogos que estudian la zona del Domuyo no descartan una posible erupción en los próximos milenios. Las principales manifestaciones del área se encuentran en los sectores oeste y suroeste del Domuyo, a los pies del cerro: Rincón de las Papas, El Humazo, Las Olletas, La Bramadora, Aguas Calientes y Los Tachos. En casi todas, la actividad geotérmica se manifiesta como fumarolas y gas fumarólico y surgentes de agua caliente.

¿Actividad volcánica en el área?

En particular, en la zona de El Humazo es donde se produce la mayor actividad geotermal, con alteración arcillosa en fajas rocosas debido a las fumarolas. Entre los estudios del años 2000 (Mas et al. 2000) y 2006 (Mas et al. 2008) se registraron grandes cambios en la zona., principalmente de alteración rocosa y aumento en la cantidad y tipos de manifestaciones termales. También se apreciaron fraturamiento de las rocas circundantes y presencia de bloques y trozos dematerial esparcidos alrededor de El Humazo. Debido a ellos se les consultó a pobladores del área y refirieron a un “evento explosivo” ocurrido el 28 de febrero de 2003. Aseguraron escuchar dos fuertes explosiones y observaron dos grandes nubes oscuras y que fueron visibles a 20km de distancia. Esto cambió la fisonomía de la zona del Humazo, con las fumarolas antiguas ahora más restringidas y la aparición de nuevas fumarolas y fuentes hidrotermales. El evento del años 2003 pudo estar relacionado a un aumento de presión de la cámara magmática que hizo escapar más gas o a la infiltración de agua meteórica y posterior calentamiento y expulsión. El proceso de expulsión de gases y de una porción minúscula de cenizas volvió a tener lugar en el 2007 y 2012. (Otro paper sobre El Humazo aquí)

Volvemos a la pregunta, el Domuyo es un volcán?

La respuesta correcta es que la elevación, la mole de rocas que vimos en la foto que abre el post, NO es un volcán ni tiene origen volcánico. O más precisamente, no es un estratovolcán. Las rocas que componen el cerro y la génesis de formación (tectónica) descartan que sea un volcán. Sin embargo, el magma del manto encontró en una zona con fallas tan importantes una vía de escape, ascendiendo y alojándose en una cámara magmática a muy pocos kilómetros de la superficie. Estamos ante la presencia de un futuro volcán, en lo que sería el primer estadío en el que comienza con actividad hidrotermal, fumarolas y exhalaciones de gases. El segundo estadío sería ya sí la aparición es de un crater con expulsión de cenizas y lavas como lo vimos en el volcán Los Callos en la Sierra de Cara Cura. Y un tercer estadío sería la generación del cono de eyección volcánico bien marcado y de cientos de metros, como lo vimos en el Trómen.
A pesar que es inevitable la formación del volcán en el Domuyo, no se espera un evento eruptivo a corto plazo. El trabajo “Riesgo Volcánico”, de Caselli y Vélez (2011) estudia el riesgo volcánico en la provincia de Neuquén y nombra a cinco volcanes (Tromen, Lanín, Llaima, Lonquimay y Copahue) en los cuales hay un riesgo volcánico pero no hace mención al Domuyo, al cual le asigna un riesgo volcánico virtualmente nulo.

Conclusiones

El caso del Domuyo es paradigmático; un lugar donde se puede postular la existencia de un gran reservorio de energía cercano a la superficie, comprobado por evidencia superficial, por datos magnetotelúricos, gravimétricos y mapeo geotérmico pero que sin embargo todavía no termina de desarrollarse en un volcán. ¿Por qué entonces todos lo nombran como volcán? Por todo lo que les nombré. A los geólogos poco les importa si ya tiene un crater o si hizo erupción, lo que más les interesa es el contexto general y en estudio regionales donde estudian actividad magmática cuaternaria (sólo por dar un ejemplo), lo que les interesa saber son los puntos de actividad magmática, sea superficial o no; o los lineamientos entre estos eventos que les permitiría entender mejor la mecánica de generación y/o inferir fallamientos regionales. Es por eso que en vez de decir “el centro de actividad hidrotermal, fumarólico y de gas fumarólico del Domuyo” acortan camino y dicen “volcán Domuyo”. En la actualidad se empieza a hablar no de volcán sino de “Complejo volcánico” Domuyo, ya que inmediatamente a sus alrededores, en la zona este, sur y suroeste si han habido pequeños volcanes con rocas efusivas y piroclásticas (cerros La Cruzada, Chenque Mallín, etc).
Si llegaron al final de este post es porque les gusta mucho la geología y geografía, aunque creo que perdía al 90% restante en el segundo párrafo. Espero que les haya gustado leerlo como a mí escribirlo y cualquier duda nos vemos en los comentarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Geofísica, Geología. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a El Domuyo, ¿es un volcán?

  1. Anónimo dijo:

    Muy bueno, llegué a final del artículo porque lo subí sin saber bien si era cerro o Volcán. Ahora me quedó claro. Muy bueno gracias!!

  2. Llegué a final del artículo porque lo subí sin saber bien si era cerro o Volcán. Ahora me quedó claro. Muy bueno gracias!!

  3. Fabian Pastormerlo dijo:

    Muy bueno, muchas gracias !

  4. RR dijo:

    Muy bueno el trabajo. Ahora viene la parte en que uno comenta que no es un volcán y lo tratan de loco, te muestran mil mapas donde aparece como volcan, etc etc. Pero bueno, es el precio del conocimiento.

  5. Juli dijo:

    Muy Bueno!!! Pero la gente le seguirà llamando volcán como río al rio de la plata…

  6. Gustavo dijo:

    Muy buena información. Yo subí a la cumbre del Domuyo en 2010, y tengo de recuerdo un trozo de roca sedimentaria con la impronta de un amonite, recogida de un lugar muy cercano a la cumbre. De ahí me quedó la certeza de que no es un volcan, pero quedaba sin explicación toda la actividad volcánica observada a su alrededor. Muchas gracias por toda la info!!

  7. pzoccante dijo:

    Muy bueno, Guillote!
    Si bien soy un total ignorante de todo lo que tiene que ver con la geología, amo la montaña y además de incursionar en ella cada vez que puedo, leo bastante sobre el tema y siempre tuve la misma duda. Asi que como siempre, muchas gracias!

  8. Alejandro Daniel Vallet Villagra dijo:

    Interesantísimo, gracias. Al margen y ya que lo nombraste, estuve por laburo en Cara Cura, muy cerca del Payún, y la vista es magnífica.

  9. norberto dijo:

    muy buena nota, muy aclaratoria ,yo era uno de los que tenia esa duda gracias

  10. Claudio dijo:

    Muy interesante y completo informe. Siempre fue una duda lo de llamarlo volcán. En mi caso particular, asocio actividad geotérmica con vulcanismo y veo que no es lo mismo. Gracias.-

  11. Nicolas dijo:

    Soy fan de tu blog.. lo tengo en favoritos!. Un compañero esta haciendo tesis en Domuyo y me comento exactamente (palabras más, palabras menos) lo que relataste!

  12. Anónimo dijo:

    EXcelente información. Aclarada la duda,!!! Ya que aquí en la provincia, en las escuelas, en la cartografía, en los textos, sigue apareciendo como VOLCAN.. Muchas gracias.
    ELDA AGUNDEZ- Neuquen

  13. Claudio González dijo:

    tal cual. me gusta la geografía en principio, y la geología un arte para elegidos…
    sin embargo al ser un pseudo y amateur extrem depor (obse del domu); llevo cuatro aclimatamientos y dos ascensos… tu informe amplía mi conocimiento para con éste (lo que sea) más allá de rebelde y arisco coloso, que me quita el sueño (no así aconcagua) por su condición de menos comercial <
    a la espera de nuevas buenas. congratulations (y)

  14. Felipe dijo:

    Excelente!! Soy montañista y me llegó el link de parte d otra montañista. Saludos!!! muy buen texto!!!

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s