Los secretos del Sahara: El neolítico subpluvial

Sabía que el Sahara no siempre fue desierto. Había leído que tuvo sus períodos de lluvias frecuentes y clima mucho más moderado que el de ahora. Pero con mi remanente de “pensamiento a escalas geológicas” creía que fue hace muchos millones de años. Leyendo esta entrada de genial blog Meridianos donde habla de cocodrilos en el oasis de Archei, este último ubicado en el medio del desierto del Sahara, me empezó a picar el bichito. Pregunta básica: ¿cómo mierda llegaron ahí? Gracias a san Google me puse a investigar y me enteré de varias curiosidades; pero la principal fue la “primavera” vivida en la zona hace tan sólo 9000 años.

Vista del oasis de Archei. La laguna, que está en el medio del desierto, reboza de cocodrilos

El clima

Hace 9,000 años, y debido en parte al período de desglaciación que experimentaba el planeta, hubo cambios en los centros de baja presión en todo el norte africano que trajo aparejado un período excepcionalmente húmedo y que duró 4,000 años; es lo que los climatólogos denominan “neolítico subpluvial“. El paisaje desértico pasó a ser una cuasi sabana y como en cualquier buena sabana africana vivían elefantes, jirafas y demás mamíferos. A nivel flora, las dunas se transformaron en pastizales.

El esquema actual del continente africano y las diferentes zonas biogeográficas es el siguiente: El desierto de Sahara, posteriormente más al sur el Sahel, que es una región de gran variabilidad, geográficamente sujeta a las sequías y con grandes contrastes entre época de lluvia y seca, y luego más hacia el sur comienza la sabana sudanesa y por último las selvas tropicales de la región del ecuador. Lo que sucedió en ese período excepcional de lluvias fue que la banda (o región) ocupada hoy por el Sahel penetró sobre el desierto mismo.

La banda del Sahel. Posee 1,000km de ancho. En el pasado se “engrosó” y llegó a los 1,900km de norte a sur (click para agrandar)

La respuesta a los cocodrilos

Primero que todo, ¿cuál es la distribución actual de ellos? acá un mapa:

Distribución actual del cocodrilo del Nilo

Como se aprecia en la figura de más arriba, la distribución de los cocodrilos está controlada por los cuerpos de agua y ríos. Por ejemplo, el cocodrilo del Nilo se encuentra en el lago Chad y ese es nuestro dato clave. Este lago junto con los ríos que lo alimentan es un sistema endorréico. Debido al fenómeno del neolítico subpluvial el lago llegó a tener 400 veces la superficie actual y 30 metros más de profundidad, derramando sus aguas por su lado este hacia la actual depresión de Bodélé. Develemos el esquema:

El esquema de lagos y ríos hace 9000 años (click para agrandar)

En línea marrón se indica el comienzo actual del Sahel hacia el sur; se ve perfectamente por el cambio de color debido a la vegetación. El lago Chad (el lago más las zonas de anegación parcial) está marcado inmediatamente más al norte de la línea marrón. En el pasado, había un río permanente que salía del lago e iba hacia el norte a llenar la depresión de Bodélé, que en su momento fue un lago de muy poca profundidad como lo es actualmente el Chad. Hoy en día el lago Chad continúa brindando agua en dirección hacia la depresión pero lo hace subsuperficialmente y en mínimas cantidades, por ello no llega agua al final del recorrido.

Por otra parte, se marcaron los macizos del Tibesti y Ennedi. Éstos, durante el neolítico subpluvial, estaban cubiertos por bosques y gozaban de una fauna que ahora encontramos en la sabana africana. De hecho, el último león visto en Ennedi fue en 1940! En el pasado, mucho arroyos fluían de las montañas hacia el ex-lago Bodélé. El principal de ellos fue marcado en amarillo y en una de sus secciones es donde está el oasis de Archei. Es tal vez el oasis más famoso de todo el Sahara y es la foto que encabeza el post.

Ahora es mucho más fácil saber como llegaron los cocodrilos hasta ese oasis: vinieron desde el lago Chad! Bajaron hasta la depresión de Bodélé por los ríos de la época y posteriormente remontaron los cursos de aguas que venían de los macizos. El aislamiento en los últimos 5000 años no fue gratis. Al irse reduciendo paulatinamente la fauna se redujo el alimento disponible y, vaya a saber un biólogo si por selección natural o que otra cosa, se volvieron cada vez más pequeños. Toda la población actual de cocodrilos tiene enanismo.

Los diferentes arroyos esporádicos que bajan del macizo de Ennedi (click para agrandar)

Más reptiles en lugares raros

Como extra a esta entrada, leí que también hay cocodrilos en en lago Turkana. Este es otro sistema endorréico ubicado más hacia el este de la zona anteriormente descrita  y como el caso anterior, con un pasado mucho más húmedo. Debido al neolítico subpluvial, el lago tenía 100 metros más por sobre el nivel actual y lo convirtió en un afluente del Nilo Blanco.

El lago Turkana hoy (rojo) y en el pasado (blanco). Click para agrandar

En la figura anterior se ve en rojo las dimensiones actuales del lago Turkana. Hace 9,000 años su tamaño era el que está marcado en blanco. En un punto a 456msnm es donde se producía la salida del agua hacia el río Baro, afluente del Nilo Blanco. No sólo se encuentran cocodrilos (hace algunos años tenía la mayor población mundial, 14,000), sino que también viven otras especies del Nilo como lo es la perca del Nilo. Debido a la evaporación progresiva se ha convertido en el lago con mayor alcalinidad del mundo y continuará su evaporación a no ser que cambie el clima en los próximos miles de años.

Esto ha sido todo por ahora y será hasta la próxima!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cruda realidad, Curiosidades, Geografía, Geología. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los secretos del Sahara: El neolítico subpluvial

  1. dama dragón dijo:

    Estas muy bichero…que buena la foto de los dromedarios!!

  2. Pingback: Sobre leones extintos | Animal de Ruta

  3. Pingback: Foggaras, el milagro en los desiertos | Animal de Ruta

  4. Pingback: Inundar el Sahara | Animal de Ruta

  5. Pingback: Escalada en Roca: Los espectaculares arcos y agujas del Ennedi | Animal de Ruta

  6. Pingback: 5 años y un adiós | Animal de Ruta

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s