Moscú, la ciudad de los 5 mares

Luego de los post sobre los canales Báltico-Blanco y Volga-Don donde describíamos como estaba Rusia conectada fluvialmente, ahora les comentaremos sobre dos canales más y como gracias a estos la capitalina Moscú tiene conexión con los 5 mares y todos los océanos. Adéntrese a esta (como siempre) curiosidad geográfica. Con ustedes, “Moscú, la ciudad de los 5 mares”.

Este buen hombre navegando por el canal Volga-Báltico (click para agrandar)

Primero es lo primero. Lo que vamos a hacer a diferencia de otros post, es mostrarle el resultado final para luego entrar en detalles. Mostraremos una imagen satelital con cada una de las vías fluviales del occidente ruso:

Los ríos de Rusia (click para agrandar)

En la imágen de arriba se ven:

-El Volga (en rojo), que conecta con el mar Caspio.

-El Canal Volga-Don y el Don (en amarillo) que conecta con los mares de Azov y Negro.

-El Canal Báltico-Blanco (en azul) que conecta los mares homónimos.

– El río Moskava (violeta) y Oka (en blanco), que terminan en el Volga.

-El canal de Moscú (marrón) que termina también en el Volga

-El canal Volga-Báltico (en blanco) que conecta el río con el mar homónimo.

Y con esto Rusia queda conectada fluvialmente con los mares Negro, Azov, Caspio, Blanco y Báltico! Ahora se entiende el por qué la ciudad de los 5 mares.

Por lo tanto, a continuación les vamos a mostrar estas últimas dos vías fluviales que son las que no habíamos visto en el blog

Acá se puede ver con mayor detalle las conexiones y canales (click para agrandar)

El canal de Moscú

En la anterior foto se ve en color violeta, el río Moskava, y en marrón, el canal artifical de Moscú. Este último fue construido con el propósito de conectar desde los mares del norte del país hasta el sur. Los trabajo iniciales empezaron a principios del siglo XIX pero no fue hasta 1937 cuando fue terminado e inagurado. Gran parte de sus 128 kilómetros están en lagos por lo que construirlo no fue de gran dificultad. Hay una serie de exclusas que sirven para elevar o descender desde los 159 metros del canal a los 128 metros del río. Ellas están en pleno centro moscovita.

Una vez más, los ríos cercanos a Moscú (click para agrandar)

Ahora una vista de más cerca donde se aprecian las exclusas:

Al igual que en la construcción del canal del Báltico-Blanco, en este canal participaron pricioneros de los gulags de la región. Trabajaron casi 200.000 de ellos en la construcción.

El canal desciende muy suavemente hacia el norte, a medida que va acercándose al curso superior del Volga. Luego de sortearlos 36 metros de desnivel de la cordillera Klin-Dmítrov a través de un juego de 6 exclusas, termina en el curso superior del río Volga. Después de 80km, el Volga llega al embalse de Rybinsk. Aquí comienza nustro segundo canal, el canal del Volga-Báltico.

Acá se aprecia mucho más como el juego de exclusas está literalmente dentro de la ciudad de Moscú. Foto vía Wiki (click para agrandar)

El canal Volga-Báltico

Los primeros trabajos de este canal fueron en 1709. A lo largo de los 100 años posteriores se fue haciendo con un muy lento transcurrir, moviéndose cantidades de tierra y agrandando los arroyos de la zona hasta quedar finalmente conectado con el lago Onega en 1811. A través de este se podía ir a mar Báltico, y cuando se terminó el canal Báltico-Blanco también se pudo ir hasta el mar Blanco.

Como se ha visto en las anteriores fotos, este canal parte de la presa y sigue su curso con destino norte. Luego de atravesar algunos kilómetros río arriba llega a una presa sobre la ciudad de Sheksna donde a través de exclusas pasa de 99m a 106m. Luego de atravesar varios lagos, se va estrechando y llega a su altura máxima; 116m (coordenadas 60°54’31.87″N  36°46’7.90″E). Allí hay 4 series de exclusas donde se baja hasta los 46m (sobre la ciudad de Vytegra).

Foto satelital donde empiezan las exlcusas (click para agrandar)

Lo siguiente es continuar otros 10km donde se llega al final de este viaje a través del canal; el lago Onega. Por último, se puede tomar a la derecha o izquierda navegando por el canal Báltico-Blanco para terminar en cualquiera de los mares homóminos.

El canal final

Es así amigos como hemos visto todos los canales del occidente ruso y como queda Europa fluvialmente cortada de norte a sur. Para el final, queda decir que todos los canales (salvo el Volga-Don) están en muy malas condiciones y sólo sirven para embarcaciones pequeñas. Hay diferentes proyectos para agrandar los canales pero no se ve ninguna acción fiable en los próximos años.

Esto ha sido todo por ahora. Como siempre espero que les haya gustado, se aceptan comentarios y/o sugerencias y será hasta la próxima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anéctodas, Geografía, Historias Mínimas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Moscú, la ciudad de los 5 mares

  1. Alejandro dijo:

    Guillote, no dudes y pasate unos días. Ciudad de top ten, locura similar a Baires. Alto voltaje femenino (y masculino). Mucho escabio y joda. Imperdible!

  2. chimango dijo:

    guillote, como que te pongas a ver canales en vez de culos y tomar cerveza no te dejamos entrar devuelta al país!!!

  3. radek dijo:

    Y la conexión con todos los océanos?

  4. Pingback: Canal de los Faraones, Jerjes y Corinto | Animal de Ruta

  5. Pingback: El canal del Mediodía (o canal du Midi) | Animal de Ruta

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s