Cuando el sol y el horizonte se hacen amigos

Ya les he comentado acerca de mi extraña manía que me lleva a buscar los extremos. Si yo les digo que los invito a Brasil, ustedes se podrán contentos, buscarán la bikini o zunga y demás indumentaria para pasarla de lujo en alguna playa. Ahora bien, si yo los invito a Hammerfest, Noruega (el extremo norte de Europa) no creo que su primer pensamiento sea de alegría, es más, supongo dónde me van a querer meter el pasaje (si, lo pienso y ya me duele). ¿Adónde voy con esto? A que funciono exactamente al revés que el ser humano “normal”. El día que me dijeron que me iba a Noruega fue de los más felices de mi vida, y aclaro que hasta la fecha, me reúso a conocer Brasil.

El por qué de mi felicidad

¿Por qué mi alegría? Porque iba en pleno invierno e iba a poder ver cómo el sol coqueteaba con el horizonte. Noruega está tan al norte (incluso su extremo sur, Oslo) que no hay comparativos en Sudamérica. Si quieren compararlo, se puede hacer sólo con la Antártida. Por ejemplo, Trondheim, la tercera ciudad más grande de ese país está a la misma latitud que la base antártica argentina Jubany. Y por estar tan al norte ese país se producen rarezas de las que no estamos acostumbrados a estas latitudes.

Si usted todavía sigue aquí mi querido amigo/a, es porque se está preguntando cuáles rarezas se producen, voy a contarles una de las yo viví: la casi no aparición del sol y las noches blancas.

¿Qué se tomó el sol que anda raro?

A esas latitudes no existen días normales. En invierno el sol no sale por el este y se pone en el oeste, siempre sale por el sur, y se pone (cuando se pone) por el sur. En invierno, lo primero que notás es lo tarde que sale; en Stavanger me tocó ver una salida a las 11AM! Dos horas antes empezaba a aclarar (cuando lo normal son 30 minutos), y uno nota que el sol no quiere salir. Lo que sucede es que no se mueve verticalmente, lo hace oblicuamente, por lo que tanto amanecer y atardecer duran una eternidad. Lo segundo y más extraño es que el día sólo tiene amanecer y atardecer. Hay un punto del día que cambia de amanecer a atardecer sin pasos previos, y les digo, es shockeante y hasta desconcertante. El sol sale por sobre el horizonte, no sube más que unos pocos grados mientras se desplaza horizontalmente hasta ponerse. El efecto es más acentuado mientras más cerca del invierno lo vean.

¿Este efecto en qué países aparte de Noruega se produce? Básicamente en todos los que estén por encima de los 55 grados de latitud. EEUU (Alaska), Finlandia, Suecia, Rusia, Escocia, Dinamarca y los países bálticos son las vedettes de este fenómeno. ¿Qué pasa cuando se está por encima de los 66 grados? El sol no sale y tenemos lo que se llama una noche polar. Si estamos en  los 66 grados, un solo día no va a salir el sol (el 21 de diciembre, comienzo del invierno); si estamos en los 68 grados vamos a tener 10 días sin sol (5 atrás del 21/12 y 5 adelante, o sea, del 16/12 al 26/12) y así hasta llegar al polo norte donde tenemos 6 meses seguidos de sol y 6 meses de sombra.

En el eje derecho, cantidad de días donde no sale el sol (o no se pone) en la región escandinava. Click para agrandar (vía wiki)

Un poquito del por qué

El por qué sucede esto es muy simple de explicar. El plano ecuatorial terrestre con respecto al plano sol-tierra está inclinado una cierta cantidad de grados (casi 24º) y eso hace que el sol ilumine los polos terrestres. Si es verano en Europa, por su disposición frente al sol se ilumina el polo norte completo generando el llamado sol de medianoche; en el polo opuesto, la Antártida, se queda sin esa parte del luz que ahora ilumina el Polo norte. Otra forma de verlo es la siguiente. El sol ilumina una mitad de la esfera que es la tierra. El sol siempre ilumina la misma cantidad de superficie (la mitad de a esfera). Dependiendo de cómo orientemos la tierra (movamos su eje), el sol va a iluminar una u otra región. Si tenemos mucha luz en el polo norte, por ende vamos a tener poca luz en el polo sur y viceversa. Acá van a poder encontrar más info detallada de todos los movimientos de la tierra. En la figura de abajo se puede apreciar como está corrido el plano del ecuador terrestre respecto al plano sol-tierra y por ende se ilumina la antártida completa y se “oculta” el polo norte.

El plano del ecuador terrestre difiere del plano sol-tierra en casi 24 grados

En esta otra figura se aprecia como durante en verano todos los puntos dentro del círculo polar (en línea roja) nunca los alcanza la sombra de la noche durante toda una vuelta de la tierra (un día completo).

Verano en el norte. Se aprecia como se ilumina completamente la región dentro del círculo polar. (Click para agrandar)

Volviendo a lo nuestro

¿Pasa lo mismo en verano? Funciona exactamente al revés del invierno. Amanece temprano y oscurece muy tarde. En las ciudades del sur de Noruega que me tocó estar en otro viaje que hice durante un verano (Oslo, Stavanger, Bergen), el sol se ponía a las 11.30PM y amanecía a las 2.30AM. Si bien estas ciudades no se encuentran tan al norte (más de 66 grados) como para que el sol no se ponga durante un día entero, tuve la suerte de apreciar las llamadas “noches blancas”. Es que el sol se pone pero nunca baja lo suficiente en el horizonte como para que obscurezca y se vean las estrellas. Ves siempre un resplandor que hace que la noche no sea noche, sino atardecer (o amanecer). Es lo más parecido al infierno del Bambino Veira, ¡sin noche nene! Recordemos que hay tres estadíos de amaneceres/atardecer: civil (cuando necesitás de luz artificial para vivir), náutico (cuando aparecen las estrellas) y astronómico.

Si te vas lo suficientemente al norte, el sol nunca se pone. El sol “circunnavega” el horizonte; lo recorre completando un círculo y moviéndose casi horizontalmente. En la siguiente excelente foto se puede apreciar el efecto:

Foto compuesta de 360º del sol de medianoche (Click para agrandar)

Los territorios donde sucede el sol de medinoche se los llama “las tierras del sol de medianoche” y podés ver la lista acá.

En las grandes ciudades del norte (Oslo, Helsinki, San Petersburgo) hay toda una movida turística y cultural relacionada a este fenómeno, inclusive tienen sus festivales.

Noche blanca en San Petersburgo. Foto tomada a las 11PM (vía wiki)

Por finalizar y hacer honor al título de este post, les dejo una foto de mi autoría y un video de la amistad entre sol y el horizonte.

Foto artishhtica vió? Tomada un día de enero cerca de Stavanger. El sol no “sube” más que lo que se ve en la foto. Obturé poco para tomar más en detalle al sol, oscureciendo el resto de la foto.

Sol al mediodía (Click para agrandar)

Videíto tomado desde el mismo lugar que la foto. Si te pica la curiosidad, hacele click y bancate mi acento mendo-sanjua-aporteñado.

Espero que les haya gustado y en la próxima entrega les hablaré sobre las auroras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Fotos, Geografía. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Cuando el sol y el horizonte se hacen amigos

  1. Guillote dijo:

    Si no pueden ver ell video es por un problema del Internet Explorar de mierda, acá les dejo el link de Youtube:

    De todas formas les diría que se cambien a un navegador como la gente (Firefox, Opera, Chrome)

  2. Puma dijo:

    Muy buenas info y pics. Aguante el acento mendo-sanjua-aporteñado!!! jaja

  3. ltdan dijo:

    Completísimo la info y muy buenas imágenes!, y la fiesta esa que hacen debe ser buenísima, como no hay noche y deben durar varios días…

    Pensando… En esa época no hay horario nocturno… Los negocios y/o bancos duran 24 horas o se rigen por el reloj? Porque tiene que haber gente en todo momento en la calle, o no?

    Nota importante: Para el bambino no es es problema, le pone un toldo y listo.

    • Guillote dijo:

      Durante verano siguen con el mismo horario. Las ciudades más turísticas extienden el horario de restaurantes y bares. Pero igual, vos te olvidás de cenar, mirás el reloj y son las 11 de la tarde. Es bastante loco. Pero el invierno es más duro, porque el no ver el sol es la mierda misma, te empieza a afectar psicológicamente.
      saludos

      • ltdan dijo:

        Si fuera gobernador de ahí, en verano haría dos turnos para los negocios, uno “diurno” y otro “nocturno”… Así las 24 horas hay gente y se rotan cada 12 horas… jajaja.

        Estaría buenísimo salir a las 3 de la mañana a comprar tortitas para la “mediatarde”…

  4. ye olde fox dijo:

    Excelente información, que bueno sería ver eso en directo. Ahora si hay zoológico el quilombo que se les debe armar a los animales…

  5. Mariam dijo:

    Muy buena info Guillote!

  6. Gabinni dijo:

    Sol de medianoche…… encima las auroras….. creo q muchos le pifiaron a la definicion de paraiso…..

  7. Petunia dijo:

    Me gusto mucho este post Guillote!
    Un bajon los dias sin sol!….en Finlandia venden unas “lamparitas”, para usar en las casas, que reemplazan el efecto del sol y mejora el animo de las personas!
    El que las invento la debe estar juntando en pala! jajaj
    Como siempre, los efectos psicologicos y/o economicos son los que mas me interesan.

  8. Pingback: Apuntar a la Meca a veces no es facil | Animal de Ruta

  9. Pingback: Pueblos iluminados | Animal de Ruta

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s