Islandia: El círculo dorado

En uno de mis primeros recorridos por Islandia hice lo que se conoce como el “circuito dorado”. Consta de visitar diferentes paisajes geológicos mientras de fondo aparecen las únicas zonas cultivables y verdes de la isla.

Þingvellir

A 50km de la capital y cruzando un pequeño paso encontramos Þingvellir, valle que concentra toda la historia de la isla. Aquí estuvieron los primeros asentamientos permanentes y también aquí se desarrolló gran parte de la historia islandesa hasta el 1800 donde la actividad se movió a Reykjavik. Es un valle con un gran lago que corre norte-sur y donde la apertura continental encuentra su máxima expresión. Acá uno puede ver las fallas, literales rajaduras en la tierra, que separan la isla en direcciones opuestas y que son las que generaron el valle y el lago.

Valle de Þingvellir; se puede ver como la falla atraviesa la zona (Click para agrandar)

Sin lugar a dudas este lugar, aparte de lo lindo que es a nivel paisajístico, es el orgasmo de cualquier geólogo! No hay lugar en la tierra donde se vea tan bien la tectónica extensional como aquí. Las fallas son varias y se disponen de forma lateral entre sí. Si quieren más info, en esta página escriben bastante bien sobre la geología de la zona. Ahora les quiero mostar una foto de este mismo lugar pero desde arriba:

Como se ve en la anterior foto, hay una megafalla pero acompañada de otras más chicas a la derecha de la foto.

Ahora, les muestro una foto que saqué desde el auto:

Y otra dentro de la falla, caminándola:

El gran Geysir

Sigo por la ruta mientras el sol entibia la helada ruta y ante mí se descubren paisajes hermosos. En cierto punto me hace acordar a la parte más austral de la Argentina, con las estepas y los pocos árboles presentes.

Típico paisaje del suroeste islandés. Esto es lo más verde que se puede encontrar (Click para agrandar)

Luego de 20 minutos a los rigurosos 70km/h que indican los carteles, me sorprendo por ver como sale vapor de la montaña, estaba llegando a los campos de geisers:

Campo de geisers (Click para agrandar)

Aquí uno puede encontrar el segundo geiser más grande del mundo, ya que expulsa agua entre 70 y 80 metros. Cuando no, se llama “el gran geiser”:

No es el único sino que hay varios más pero muchos menos espectaculares.

Luego de ver varias veces como expulsa agua a intervalos irregulares de 2-5 minutos, emprendí hacia el último destino turístico del tour.

Cascada Gullfoss

Este gran salto de agua es uno de los cientos que se pueden encontrar aquí. Recuerden que el centro de Islandia es helado y tiene nieve 10 meses al año y muchos glaciares permanentes. Tiene una vista panorámica excelente y un restaurant donde se puede sacar fotos y no enfriarse tanto!

El último tramo era viajar hasta el pueblo de Selfoss; unos 75km por una estrecha ruta pero con paisajes hermosos. Todo el escasísimo verde que uno puede ver lo encuentra aquí, una zona de cultivo de alfalfa, heno, papas y de cría de ovejas. Algunos pinos traidos del continente y otros arbolitos achaparrados es todo lo que deja crecer el benigno clima del sureste, influenciado por la corriente del golfo. Esto fue todo por ahora y en la próxima les estaré contando de la cascada de Seljandfoss y otras hierbas. Hasta la próxima!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anéctodas, La ruta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Islandia: El círculo dorado

  1. chimango dijo:

    Cuando vi el título del post, al instante se me ocurrió un comentario del estilo de “estás en el paraíso del geólogo!” pero noooo, el señor se tenía que adelantar. Y encima se va a islandia, en vez de irse a Malargüe o al Pie de Palo. Qué te pasa con los ejemplos geológicos nac&pop? seguro que leíste el suplemento de viajes de clarinete o la nazion, cipay…
    no, la verdad que no me sale. no sé como la gente hace para convertir en comentario político asqueroso cualquier post de cualquier cosa. No (repito: -no-) leas la sección de comentarios de los diarios, hace mal y te va a hacer odiar un poquito mas a la humanidad.
    Mientras tanto, disfrutá el viaje que estás en uno de los destinos mas grosos que se me puede ocurrir.
    Y SACÁ UN POST DE AUNQUE SEA UNA PUTA FOTO DE AURORA, CARAMBA!
    p.s. comé Hákarl, te va a encantar. Si no te animás pero encontrás envasado; traé, lo embucho, posteamos mi cara al intentar tragarlo. También hace un excelente regalo para todos los hinchapelotas que siempre te piden cosas que les traigas de viaje como -inserte equivalente de sombrero mexicano acá-

  2. Pingback: ¿Cómo crece Islandia? | Animal de Ruta

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s