Otro año en el paraíso

Desde diciembre que no escribo nada. Me gustaría decir que otras cosas me alejaron del blog, pero no es cierto; simplemente no tenía más ganas de escribir. Aún así, a cada rato me encuentro mirando cosas en esta nuestra aún libre internés y pensando que perfectamente sería algo posteable*.

Soy perfectamente capaz de armar un post entero para justificar postear esta imagen. Reddit me va a alimentar (el ego) este año...

¿En qué quedamos, tengo ganas de escribir en el blog o no? Pues… tengo ganas de postear algo pero no escribir. O sea, que salga publicado como yo quiero pero no hacerlo yo.
O sea que sí tengo ganas de seguir posteando pero soy un vago de mierda (autodescubrimiento trascendental)

¡Pero ya no mas! Volví. Y esta vez mi enfoque va a ser un poco distinto. Ya no sólo van a ser los posts explicativos que tuvieron su humilde origen en el intercambio de preguntas con Guillote via chat, cuando yo le preguntaba algo simple respecto de estructuras dendríticas y al terminar su explicación me sale con algo del estilo de “ahora vos contame de forma simple y en menos de lo que dura un tweet todo lo que sé de tensores, y de por qué a veces se prefiere la forma covariante a la contravariante (modestia aparte, no sé si me entendió pero mission fuckin’ accomplished).

Este año no me guardo nada. ¡Más culos! ¡Más tetas! ¡Más disecciones sistemáticas mostrando lo ridículo del argumento ontológico! (this.‘nuff said.) Espolvoreado de vez en cuando con algunos posts de linux y el regreso triunfal de los posts de aves (guarda que se vienen los cauquenes) y condimentado de vez en cuando con detalles más específicos de mi trabajo (léase; publicidad descarada de lo poco que estoy haciendo) lo que incluye como mínimo el armado e instalación de un fuckin’ observatorio completamente automatizado en la sierra, que funcione de forma completamente remota (no tengo idea de cómo lo voy a hacer, pero a medida que vaya aprendiendo les voy contando. LFMF).
Ah, y una ocasional piña a las religiones, pseudociencias y otros mitos, sólo para hacer enojar a los pocos lectores que nos quedan. Tratar de atraer mas trolls que cierto post de Guillote no tiene nada que ver. No es envidia…

¿Y vamos a ver algo de eso ahora? No. Mi primer post del año, ése que expresa todas mis esperanzas y aspiraciones para este nuevo periodo fiscal está centrado en…
WAFFLES

Advertencia: En caso de haber hecho click en ese enlace, la animación anterior pudo contener una canción pegajosa.
Ahora quiero comer waffles.

*Y aún legal, por lo menos hasta que nos llamen a tomar la SOPA o como la quieran nombrar en el próximo intento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Humor, miscelaneas, wtf y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Otro año en el paraíso

  1. Ovni dijo:

    Welcome back to the matrix Mister Chimango, we miss you.

  2. dama dragón dijo:

    En primera, bienvenido. En segunda sos un desgraciado…. maldita canción de Waffles….

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s