Animal #69- Andrómeda, porque para este número hacía falta un buen POV…

Comenzó como un chiste inocente. Me gustan las galaxias. ¿A quién no? Me gustan más de a dos, y como soy un pervertido cuyas neuronas se disparan sin motivo aparente, la conexión entre dos galaxias interactuantes y una imagen de dos lesbianas dándose el gusto era inevitable. Y… hace un par de meses llegó el momento de publicar el animal de la semana(tm) número 69. ¿Nobleza obliga? Obvio, tenían que ser un par de galaxias enrolladas en un sexy, sexy abrazo.

Y entonces… nada. Alzo mi puño al cielo y maldigo al centro de nuestra galaxia, que se levanta sobre mi cabeza justo en el momento después de los turnos de telescopio remoto para esa época, tapando galaxias de fondo y evitando que encuentre un buen parcito de galaxias digno de ser llamado el animal #69.

Me cago en el centro de la galaxia.

Después, el clima y los problemas técnicos me mantuvieron alejado de esta sección, que en sus épocas de gloria salía todas las semanas si o sí. Hasta que una noche, surgiendo majestuosamente por el norte… (cue a “así habló Zarathustra” de Richard Strauss)

Damas, caballeros y ex-fanáticos de Nickelback en rehabilitación… les presento a M31, la galaxia de Andrómeda:

En el hemisferio sur tenemos varias cosas como para no pasar angustia, incluidos los mejores y más finos cúmulos globulares, pero son los norteños quienes disfrutan de esta maravilla. Desde el observatorio es una (sino “la”) figurita difícil, ya que por nuestra latitud, el punto mas alto que alcanza en el cielo no supera los 15 grados, haciéndonos sufrir lo peor de nuestra atmósfera para poder verla (compárese el tamaño de las estrellas de campo en esa foto con el tamaño de las estrellas de Omega Centauri en esta foto, y eso que era una noche mala)

Otro impedimento es su tamaño absurdamente gigantesco aparente sobre el cielo. Con 190′ a lo largo del semieje mayor (o para que se entienda mejor: “a lo largo”), Andrómeda es un caramelo para los ojos que cubre más de tres veces el tamaño de la luna llena en el cielo. Es visible a ojo desnudo con buen cielo, es preciosa con binoculares y es simplemente fabulosa con una cámara réflex y pocos aumentos. La única razón por la que no obtuve una mejor imagen es justamente por mi posición sobre la tierra, porque esta galaxia es lo que muchos aficionados norteños usan para iniciarse en astronomía. Es una chica fácil y preciosa; así de suertudos somos de poder verla.

Como buen vouyeur, les cuento las condiciones en las que tomé la foto: Fueron 40 minutos de exposición por cada filtro R G y B en la cámara SBIG ST8, montadas sobre el buscador del telescopio remoto (el apocromático de 80mm). Comencé a tomarla antes de que estuviera alta; a apenas 8 grados sobre el horizonte.

Andrómeda es, como pueden ver, una galaxia espiral. Con 710000000000 veces la masa de nuestro sol, es también algo más masivo que nuestra galaxia; es la grandota del grupo local. Se encuentra a más o menos 2,5 millones de años luz de distancia; mayor a la medición que se obtuvo cuando nos dimos cuenta por primera vez que estas “nebulosas” no eran cosas dentro de nuestra galaxia sino otras galaxias. Andrómeda estuvo justamente en el centro del debate entre los astrónomos Shapley (quien había ideado el modelo cosmológico en boga en esa época) y Curtis, que observando supernovas en M31 se dio cuenta que eran diez magnitudes más débiles que las que se observan en otros puntos del cielo, y estimó la distancia en 500.000 años luz. Öpik y después Hubble terminaron de demoler el modelo de Shapley con estimaciones de distancia que ponían a la “nebulosa” bien fuera de nuestra galaxia. Por lo que entender Andrómeda fue un paso más en el camino de sacar al hombre del centro del universo (de la tierra en el centro al sol en el centro a nuestro lugar en la galaxia en el centro a nuestra galaxia en el centro a que todas las galaxias se alejan entre sí, más menos velocidades peculiares y nos jodimos que ya ni siquiera hay centro al cual no-pertenecer).  Tal debate de hecho se conoció como “el gran debate” entre Shapley y Curtis, y es un lindo ejemplo de cómo funciona la ciencia.

Detalle de Andrómeda tomada por un usuario del Global Rent a Scope (algo así como nuestro telescopio remoto, pero pagando) con una CCD similar a la que usamos nosotros y un refractor Takahashi de 150mm (una bestia). Créditos en la foto.

Como la tenemos bien cerca, Andrómeda siempre fue un blanco preferido para comprender cosas de estructura galáctica que no podemos observar en la nuestra o en otras distantes. La cantidad de galaxias satélite que tiene nos cuentan la historia de cómo evolucionaron las poblaciones estelares de Andrómeda (tiene a 14 galaxias enanas en órbita, y vemos evidencia de que se ha comido a varias más). Tiene más de 450 cúmulos globulares descubiertos hasta ahora, incluyendo uno con el doble de luminosidad que Omega Centauri, que lo convierte en el cúmulo más grande perteneciente a una galaxia de nuestro grupo local. La galaxia tiene, por supuesto, un agujero negro supermasivo en el centro, y alrededor tiene estrellas distribuidas en una estructura rara que aún no está bien explicada. Para mas datos y para un buen sumario de la estructura de Andrómeda, les dejo el tradicional artículo de la wikipedia.

Ah, ¿y por qué puse a Andrómeda en el animal #69 en vez de seguir esperando a un par de galaxias interactuantes? No dije que no fuera un par… nosotros estamos “cayendo” en los brazos de esta hermosa galaxia, y vamos a chocar con ella en algo mas de 3.500 millones de años. Estas colisiones son frecuentes y Andrómeda ya chocó con al menos otra galaxia grande, y varias esferoidales enanas (y nuestra galaxia también). Nuestro sistema solar, si bien puede salir expulsado o ir a una órbita mas alejada de nuestro centro galáctico, no va a notar cambio en su estructura, de la misma manera en que las colisiones entre estrellas de estas dos galaxias son eventos de muy muy baja probabilidad. Las cucarachas que hereden el planeta por nuestros errores no tienen nada de qué preocuparse, mas que sentarse y ver un espectáculo similar a éste.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en animal de la semana, Animales Astronómicos, Astronomía, Ciencia, Fotos, Fotos del orgullo. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Animal #69- Andrómeda, porque para este número hacía falta un buen POV…

  1. toni dijo:

    el contenido de ese video es realmente erótico

  2. Guillote dijo:

    Zarpado. Me gustó mucho la explicación final de por qué era tan importante en los estudios cosmológicos!

  3. Ovni dijo:

    Animal NSFW. Oh yeah give me more galaxies more more yeaaah!!!
    Lindo numero el 69 al igual que el post 😉

  4. dama dragón dijo:

    Es una linda galaxia, y un muy buen post ¡Feliz 69!

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s