Lago Balkhash

Hace un tiempito compartía con ustedes una entrada acerca del desecamiento del Mar de Aral y de paso les comento que es un tema que siempre me fascinó. Luego de ello me pregunté: ¿podría pasar lo mismo con otros lagos? La pregunta tuvo su respuesta rápidamente en las cercanías del Aral. El lago Bakhash, gigante espejo de agua de Asia Central va por el mismo camino. A continuación, explicamos el cómo y por qué.

El origen

Este lago, junto con con otros que se encuentran alineados forman lo que se llama depresión de Balkhash-Alakol. Ésta a su vez se forma debido a la colisión de la placa india con la euroasiática que formó toda la cadena de montañas que recorre gran parte de Asia. Dentro de esta megacolisión, las montañas de Asia central fueron las últimas en formarse. Es bastante lógico pues si lo vemos como una colisión frontal entre dos autos lo primero que se va a abollar es el paragolpes, luego la parte delantera hasta llegar a la zona del parabrisas. Bajo este concepto, luego de la cadena montañosa de Tian Shan, se formó la muy poco conocida cordillera de Dzungarian Alatau (de baja altitud) y por último, una basta zona deprimida donde se formaron los lagos que geológicamente es conocida como cuenca de antepaís.

En blanco, la zona de montaña que aporta aguas al lago Balkhash (click para agrandar)

Esa zona deprimida pronto se llenó de agua proveniente de las montañas para formar un megalago. El tamaño que tenía era el siguiente:

En azul, el tamaño inicial del paleolago (click para agrandar)

Pero, como sucede actualmente en las montañas “nuevas” (nótese: Andes, Alpes, Himalaya), la tasa de erosión es descomunalmente alta. Lo que llevó a que cuando se formaron paulatinamente los ríos, éstos transportaran grandes cantidades de sedimentos generándose en la zona sureste un gigantesco abanico aluvial de 270km de largo por 290km de ancho. (Si no me olvido de alguno, debe ser el más grande del mundo)

En naranja, el gigantesco abanico fluvial del río Ili (click para agrandar)

Veamos ahora un mapa con los principales ríos que llegan al lago:

Cortesía de la Wikipedia

Lo que produjo esta cantidad de sedimento entrante es, además de aumentar la cota del lago porque el lecho mismo sufría un incremento en altura, fue el “ahoracamiento” y traslado del lago hacia la escarpada costa norte. Es por eso que en su configuración actual aparece curvado siguiendo la caprichosa geometría del abanico aluvial.

El nuevo Aral

Al ser un lago endorréico, siempre estuvo sujeto a ascensos y descensos relativos dependiendo de los caprichos de la temporada de nevadas. Cubre 17000km2, su altura media es de 340msnm y su volumen es de 440km3. El río Ili proporciona entre el 75% y el 80% del caudal entrante por lo que el lago es totalmente dependiente del mismo.

Históricamente varió son nivel entre 2,5 y 3m pero desde el principio del siglo XX el nivel viene bajando a causa de la utilización del agua del río Ili para agricultura. Sólo entre 1907 y 1987, y a causa de una prolongada sequía se redujo en más de 3 metros su nivel, correspondiente a la pérdida de 30km3 de agua (7% del volumen total). Este tipo de descensos son peligrosísimos para lagos de muy poca profundidad como este o el Aral. Al tener una gran superficie expuesta al sol, la tasa de evaporación se mantiene constante por lo que el proceso de desecamiento se acelera y en un punto se vuelve irreversible. Posteriormente a ese período extraordinario de sequías vino acompañado de otro ciclo extraordinarios de lluvias en los noventas y finalmente en el año 2005 se logró recuperar 2,5m de los 3m perdidos.

Con la creciente agricultura en la región china de Sinkinag (donde nace el río Ili), y siendo el sostén de vida de la ciudad de Almaty una vez que entra en Kazajistán, cada vez llega menos agua al lago. “Esta historia ya la ví” dirán ustedes totalmente acertados. Los efectos del descenso sufrido por el lago ya lo están experimentando los pobladores de la ribera; la parte oriental del lago está sufriendo un proceso de salinización que ha matado a numerosas especies de peces golpeando directamente en la economía pesquera. Durante el final del período soviético se planeó poner una represa en el estrecho de Uzynaral, para que dividiera las aguas como ya lo hace parcialmente esa característica geográfica y dejar la parte oriental a su suerte (algo así como lo sucedido con el Mar de Aral del Sur).

Península de Saryesik estrecho de Uzynaral (click para agrandar)

Ahora una vista aérea de la península (click para agrandar)

La principal excusa de los ingenieros rusos de aquel entonces era que iban a adelantar algo que la naturaleza iba a ser en pocos miles de años.

Lo que queda por hacer(?)

Los kazajos ya le han puesto la lápida al lago; no tienen mucho por hacer más que optimizar el uso del río pero no dependen de ellos sino de los chinos y como sabemos todos, a éstos últimos les importa nada la vida de los otros. En el año 2007, ante la alarmantemente creciente cantidad de agua que usaban del lado chino (más de 15km3 de agua anual), el gobierno kazajo ofreció una disminución de precios de sus productos que vende a China pero la propuesta fue rechazada.

A eso se suma los problemas de polución en la propia Kazajistán donde las mineras que operan en la zona del lago han volcado en los 90´s cerca de 250 toneladas de escoria proveniente de la producción de cobre, plomo y zinc al lago aumentando el nivel de polución drásticamente.

Esto ha sido todo por ahora. Como notarán, los pueblos no aprenden ni siquiera de los peores ejemplos que le ha tocado sufrir al hombre, por más contemporáneos que sean. Será hasta la próxima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ciencia, Cruda realidad, Geografía, historia, Historias Mínimas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Lago Balkhash

  1. chimango dijo:

    O sea que la supervivencia de la gente que depende económicamente del lago está en manos de los chinos?
    they’re fucked.

  2. dama dragón dijo:

    SIp sip…
    Se ve como el trabajo de cientos de años de erosión ocurren en unos pocos años gracias a la gran intervención humana….

  3. Estimado(s) autor(es):

    Las aguas afluentes del mar de Aral no pueden dejar de utilizarse porque hay una economía montada que depende directamente de ellas. Son las propias sociedades y países que administran Aral quienes no pueden permitirse el lujo de prescindir del agua.

    Si en el Baljash sucede algo parecido, ¿porqué hacer aspavientos sobre la maldad de los chinos?. ¿Son malvados los chinos mientras que uzbecos, kazajos y turkmenos son buenos?

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s