Un poquito acerca de Piteas

Este post nace cuando leí en un libro acerca de un tal Piteas. En menos de un minuto ya había leído tanta información interesante de este tipo que me pareció un lindo personaje para sacar del cajón de los grossos olvidados. A continuación, enterate de algunas anécdotas de este pintorezco personaje.

La única escultura de Piteas, en Marsella (click para agrandar)

Nació en la mediterranea Marsella a principios de 350 a.C. Es por ello es que la única escultura del maestro esté en esa ciudad. De su vida no se tiene grandes detalles pero se sabe de un viaje que hizo a través del Mediterraneo y hacia el norte europeo en busca del estaño. Por ese entonces, el transporte se hacía por tierra porque el estrecho de Gibraltar estaba custodiado por los cartaginenses que no dejaban pasar a nadie. La idea de Piteas era excabullirse por el estrecho y traer consigo el mineral y hacerse rico.

Durante su periplo, se dió cuenta que la península ibérica era efectivamente una península (fue el primero en avivarse) y la llamó Hyspania. También se sorprendió con las mareas en Britania, porque como todo nacido en el Mediterráneo, desconocía las mareas debido a que en este mar no se producen. Fue el primer hombre en dejar por escrito que las mareas estaban relacionadas con la luna.

Después puso proa hacia Escocia, las Shetland, y según sus libros de navegación, una lejana tierra que tenía “fuego siempre luciente” a la que nombró Thule. Sobre ella han corrido ríos de tinta; desde que era Islandia (por sus volcanes), pasando por las Feroe, pero sin dudas la más aproximada es Noruega, porque decía que se encontraba a “seis días al norte de la isla de Gran Bretaña, y que el sol de pleno verano nunca se ponía allí”. Eso lleva a la conclusión que también cruzó el círculo ártico, y por ello el sol de medianoche que experimentó.

Recorrió un total de aproximadamente 12.000km con un solo barco y durante un año. Para que se den una idea del número, esto es igual al primer viaje de Colón. A su vuelta del gran viaje y ya en Marsella, pudo vender el estaño que había comprado en los centros de comercialización del norte europeo (más precisamente, Monte Saint-Michel) y se hizo rico. Esto le dió la posibilidad y el tiempo libre para escribir un libro relatando su viaje llamado “En el mar” (Περί τού Ωκεανού).

En ese libro se detallan muchos más descubrimientos a lo largo de su viaje. Desde el poder medir la latitud de un lugar con una precisión asombrosa a través de cuatro métodos, documentar los hielos a la deriva, hasta la causa de las mareas y demás otras cosas que están excelentemente descritas en la entrada de Wiki en inglés por este señor.

Esto ha sido todo por ahora amigos, espero que les haya gustado y picado el bichito de la curiosidad para seguir buscando y aprendiendo con los posts!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Geografía, historia, Historias Mínimas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un poquito acerca de Piteas

  1. Danbat dijo:

    Estos son los hombres dignos de mi admiración, los que se mandaban a recorrer el mundo y documentaban lo que veían.

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s