ω Centauri confirma modelo de evolución estelar

El sol siguiendo este modelo, se convertirá en una gigante roja

Mientras que la educación científica a menudo se centra en la enseñanza del método científico (o al menos eso intenta), el proceso real de la ciencia es a menudo mucho menos lineal. La teoría debe unir tantos puntos (datos), que hacer predicciones singulares que confirmen o refuten una proposición es en general un desafío. Tal es el caso de muchas ramas de la astronomía y supongo de la ciencia en general. Al darse cuenta de esto, María Veiytes de la Universidad de Buenos Aires (UBA), ha estado interesada en los casos en que las predicciones son confirmadas observacionalmente más tarde. En un nuevo trabajo publicado en A&A (Astronomy & Astrophysics), María hace precisamente esto, demostrando una de las condiciones necesarias para las predicciones de la evolución post secuencia principal. En concreto, los astrónomos necesitan establecer que las estrellas experimentan una significativa perdida de masa (~ 0.1-0.3 M ☉), durante su evolución en la rama de las gigantes rojas. Este requisito fue establecido como uno de los cuatro comportamientos que se espera explicar: i) la existencia misma de la rama horizontal (HB) y su morfología, ii) las propiedades pulsantes de las RR Lyrae, iii) la ausencia de la rama asintótica de gigantes (AGB), estrellas más brillantes que la rama de gigantes rojas (RGB), la química y las características de las AGB, post-AGB y las fases de nebulosa planetaria evolutiva, iv) la masa de la enanas blancas (WD).

Los astrónomos esperan encontrar la confirmación de esta perdida de masa mediante la detección de gas concentrado en los núcleos de los cúmulos globulares, después de que todas las estrellas miembro del cúmulo evolucionan a lo largo de RGB. Sin embargo esta búsqueda no dio resultados positivos. Finalmente los astrónomos se dieron cuenta que el gas sería barrido relativamente cuando los cúmulos globulares atraviesan el plano galáctico. Por lo que dejo el trabajo de confirmar la predicción de alguna otra manera.

Una forma de hacerlo es mirar las estrellas mismas. Si muestran velocidades en su fotosfera mayor que la velocidad de escape, van a perder masa. Esta velocidad nos indicará cuanta masa a perdido. Al analizar el desplazamiento Doppler de las líneas de absorción de varias estrellas en el cúmulo ω centauri, el equipo fue capaz de igualar la cantidad de masa que se pierde con las predicciones de los modelos evolutivos. De esto, el equipo llegó a la conclusión de que sus estrellas perdían masa estimada en unos 10-9 y 10-10 M☉ por año. Esto esta en general en acuerdo con las predicciones establecidas por los modelos evolutivos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Astronomía, Ciencia, Física. Guarda el enlace permanente.

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s