Enclaves N°4: Vennbahn, ese país ferroviario

Y luego de un par de meses, se viene el cuarto post sobre enclaves, y van a haber muchos más. Para el despistado lector(?), les contamos que hemos seguido esta temática en un determinado orden de complejidad. Primero vimos un enclave muy simple y clásico. Luego, en la segunda entrega la complicamos bastante introduciendo el concepto de metaenclave y vimos complicaciones como bancos y crímenes en la fronteras. En la tercer entrega les mostramos la madre de todos los enclaves, que también contenía meta-enclaves y meta-meta-enclaves.

Si pensaban que no se podía complicar más la cosa, les comento que en esta cuarta entrega vamos a ver un enclave algo distinto. Para salir de este enclave y volver a tu país, no te tenés que desplazar horizontalmente, sino también en la vertical!!! Si, les dije que se podía complicar más la cosa y estoy seguro que no los estoy defraudando. Por último, este post va dedicado a nuestro amigo Gabbini, que es fan de estas locuras geográficas. Adelante querido lector, ingrese a este fantástico mundo, se lo recomendamos…

Como siempre hacemos en este blog, te mostramos una foto que en sí dice poco, pero que al final del post tiene su significado (click para agrandar)

Pero que tiene de distinto?

La historia es la siguiente. Vennbahn es una línea ferroviaria. Está ubicada en la región fronteriza alemana-belga de Hautes Fagnes y fue construida a principios de 1900, en ese entonces sobre territorio alemán. Luego de la primera guerra mundial y cuando se firma el tratado de Versalles, las ciudades de Eupen y Malmedy pasaron de ser alemanas a ser belgas. Pero acá viene lo interesante del tema. No sólo fueron cedidas las ciudades, sino que también toda su área dependiente, que entre otras cosas incluía la Vennbahn. Una cláusula adicional otorgó a Bélgica la soberanía sobre las vías férreas y el suelo sobre el que estaban construidas, formando así cinco enclaves alemanes al oeste de las vías.

En línea roja, la Vennbahn. Pintado en celeste, los enclaves alemanes. Se pueden ver 4, hay un quinto pero es de tamaño despreciable. Modificado desde Wiki (click para agrandar)

O sea, cualquiera de los habitantes alemanes en la región mostrada en celeste en el anterior mapa,  tienen necesariamente que cruzar territorio belga (las vías) para poder acceder a cualquier otra zona de su territorio.

Otro mapa de los enclaves alemanes (click para agrandar)

Actualmente la línea de ferrocarril Vennbahn no funciona (lo dejó de hacer en 2001). En 2008 se desmanteló, pero a no desilusionarse alemanes, el terreno donde estaban las vías continuará siendo belga.

Cruzando las vías. El cartel indica el cambio de país (click para agrandar)

Sobre las vías se está en Bélgica. Si uno se mueve unos metros al costado, en Alemanía. Me hace acordar a un capítulo de Los Simpsons donde Homero saltaba entre EEUU y Australia (click para agrandar)

El enclave en 3D

¿Qué pasa si hay un puente por donde pasan las vías? Bueno, los hay, y esto es lo más intereante de estos enclaves. Los puentes obviamente pertenecen a Bélgica, por lo que se encarga ese país del mantenimiento. Las carreteras (alemanas) que cruzan por debajo a estos puentes son mantenidas por el estado alemán. Si uno se para justo debajo del puente va a estar en Alemania; si se desplaza verticalmente hacia arriba cual ascensor, va a estar en Bélgica, no me digan que no es loco eso! Es una superposición de países!

Uno de los puentes vistos desde Alemania. El puente pertenece a Bélgica (click para agrandar)

Ahora el mismo puente desde el lado belga. Abajo, la carretera alemana (click para agrandar)

Adioses y links

La historia me vino a mi (cuando no) por el genial blog Fronteras. De ahí saqué parte de la información que la completé con esta entrada de Wiki y por los links que posteaba el mismo Fronteras ponía, a saber: Hugh´s Border Blog y otra página de él donde tiene posteadas muchísimas fotos de las cuales yo utilicé algunas. Si quieren conocer en detalle cada uno de los 5 enclaves alemanes y ver fotos de ellos les recomiendo ir directamente a la entrada de Fronteras.

Amigos, esto ha sido todo de momento. Espero que les haya gustado y como siempre escribo, se aceptan recomendaciones, sugerencias y/o comentarios. Hasta el próximo enclave!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Enclaves, Geografía. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Enclaves N°4: Vennbahn, ese país ferroviario

  1. Gabinni dijo:

    Q buen post!! Lo mejor de todo es como se la rebusca la gente para tener un cacho de tierra, sobre el nivel del suelo o suspendida o enterrada….. Solo faltan enclaves que varien en una cuarta dimensión (variación periódica preferiblemente sino sería invasión de territorio creo). Gracia por la dedicatoria!!!!

  2. chimango dijo:

    nah, no podés tener algo mas enrevesado que esto, el próximo te lo vas a estar inventando…
    alucinante post!

  3. Pingback: Exclaves argentinos | Animal de Ruta

  4. Basel Saab dijo:

    Estos territorios no deberían ser enclaves, me parece algo tonto. Seria mejor que los belgas le den acceso total a los alemanes a estos territorios separados por pocos metros de territorio belga..a mi me parece absurdo.

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s