Yo les encajo una piña y voy preso

Temple. Es lo que admiro de este sujeto. Los líderes religiosos siempre hablan de tolerancia cuando el mensaje va dirigido a otros quienes no sean sus “ovejas”. Pero en sus congregaciones, templos, lo que sea, la cosa a veces es un poco diferente, porque por supuesto, ellos tienen la verdad absoluta. ¿Y qué es lo que pasa cuando a un grupo de gente se le convence de que tienen “la verdad” absoluta y de que son los elegidos? Lo usual, aviones estrellándose contra torres, pueblos vecinos disparándose cohetes, linchamientos por ser albino, lapidaciones, etc.

En el lado mas “light” de las consecuencias de los fanatismos ocurre lo que le pasó a esta pareja de Boston. Traduzco la mayor parte de lo que el esposo cuenta a continuación:

“¡¡¡Estás asesinando a tu bebé no nacido!!!”
eso es lo que nos gritaron a mi esposa y a mi en el peor día de nuestras vidas. Mientras entrabamos al Centro de Salud Para la Mujer en lo que normalmente sería una hermosa mañana de verano en Brookline, dos mujeres que nunca habíamos visto antes decidieron sumarse a la pesadilla que estuvimos viviendo las últimas tres semanas. Estas “cristianas” nos acosaron verbalmente- nos juzgaron, mientras nosotros tratábamos prepararnos para el horror de tomar la inimaginable, pero necesaria, decisión de terminar el embarazo a las 16 semanas.
Después de extensos estudios en un prestigioso hospital de Boston tres semanas antes, nos dijeron que nuestro bebé tenía Sirenomelia. Conocido también como “Síndrome de sirena”, es una rara condición (uno de cada cien mil embarazos), deformidad congénita en la que las piernas quedan fusionadas juntas. Peor aún, nuestro bebé no tenía vejiga ni riñones. Los doctores nos dijeron que no tenía oportunidad de sobrevivir.
♦♦♦
No soy una persona religiosa y nunca creí en cielo o infierno. Pero hay un infierno en la tierra. El infierno consiste en sentarse al lado de la persona que mas amás y escucharla llorar histéricamente porque su corazón se acaba de romper en un millón de pedazos. El infierno consiste en ver todo su cuerpo convulsionarse en llanto porque está siendo torturada por la pena. No importa cuanto viva yo y no importa cuantos hijos tengamos, nunca olvidaré ese sonido. Y juré hacer todo lo posible para asegurarme de que no vuelva a ocurrir.
♦♦♦
Cruzando la concurrida calle, dos personas con carteles que dicen “Dios es Pro-Vida” y fotos de fetos despedazados se las arreglaron para clavar el puñal aún mas profundamente. Otra vez estaba yo tratando de consolar lo inconsolable, sintiéndome aún mas desamparado esta vez porque no podía acompañarla a ella durante la cirugía.
En un golpe de adrenalina, y sin ningún plan definido, agarré mi teléfono celular y crucé la calle. No sabía que iba a decir o como decirlo, sólo sabía que quería hacer pública la cobardía de estas protestantes.

No encontré traducción del video, de todas formas no se entiende demasiado lo que contestan las manifestantes, pero está claro que están tan acostumbradas a pensar que son “la llama de la verdad” que se ofenden visiblemente cuando son enfrentadas con otro costado de la historia. El relato sigue:

Aprendí algunas cosas imporantes de este encuentro. Primero, esta gente no está acostumbrada a ser confrontada. Rapiñan al débil y atacan al herido. Es fácil regañar a las personas y avergonzarlas si ya están demasiado desmoralizadas para contestar. Pero yo elegí hacer justamente eso y en el video pueden ver que pasó.
Escupen la misma retórica cansina que repiten en sus manifestaciones y congregaciones. No tenían una sóla respuesta adecuada a ninguna de las preguntas que les hice.
Lo mas demostrativo de su cobardía ocurre cuando la mujer de la derecha se enoja porque estoy grabando la conversación (lo que es completamente legal, por lo menos en USA) y amenaza entonces con llamar a la policía. La ironía es grande; Quería llamar a la policía porque yo estaba expresando pacíficamente mi opinión en una vereda pública en pleno ejercicio de mis derechos, que es exactamente lo mismo que ella estaba haciendo. Ah, pero YO no estoy “del lado de Dios”, ¿o si?

Mi primera reacción al leer esto y ponerme en el lugar de quien lo escribió fue lo que dio origen al título del post; tal vez lo lamentaría después, y quienes me conocen saben que no soy violento con otras personas (prefiero descargarme contra un teclado de computadora, je) pero lo mínimo que les haría sería ponerles los carteles de sombrero. ¿Se imaginan pasar por un momento tan difícil y que encima venga un grupo de iluminados, tan campantes y seguros de si mismos, a gritarte que sos un asesino/a? Ellos protestan, atacan y gritan, y después pretenden que los demás “pongan la otra mejilla”. A eso me refiero cuando al principio menciono su doble discurso. Lo vimos en nuestro país con el debate por la legalización del casamiento de LBGT’s; Los grupos religiosos (católicos en este último caso) no se quedan callados y hacen todo el ruido posible, pero protestan y se hacen los ofendidos de muerte si cualquier otro expresa una opinión distinta (si, son opiniones, no “verdades”) y lo acusan de tratar de coartar su libertad de religión y expresión. No aceptan disenso, no ponen la otra mejilla. Muy cristiano de su parte. Los demás, a quedarse callados y recibir los golpes.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Religión. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Yo les encajo una piña y voy preso

  1. ye olde fox dijo:

    La verdad que esta tipo de gente indigna, y la verdad dan ganas de ponerles el cartel de sombrero, gente de mie… Que protesten por la cantidad de chicos que se mueren de hambre a diario por todos lados, mientras el papa vive en una ciudad de oro..

  2. Guillote dijo:

    No te ofendas tanto, es más andate acostumbrando porque se viene el Tea Party. Que miedo nene!!!

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s