Experimento de cocina simula exótico Agujero Blanco

No solo los costosos colimadores de partículas sirven para experimentar en la física. El agua al caer y golpear contra el fondo del lavatorio, se comporta como un agujero blanco, el opuesto teórico de un agujero negro.

Experimento de Germain Rousseaux

Un agujero negro es una concentración densa de masa bajo la acción de un intenso campo gravitatorio. Nada que cae dentro de un radio, llamado horizonte de sucesos, puede escapar. Un agujero blanco es lo opuesto: su horizonte de eventos permite que las cosas escapen, pero nada impide la entrada. Sin embargo, estos objetos solo existen en teoría, por lo que no se pueden estudiar observacionalmente.

Cuando el agua golpea el fondo del lavadero, fluye hacia el exterior en todas las direcciones. A cierta distancia del punto donde el agua golpea el fondo, el líquido saliente se desacelera rápidamente y se acumula antes de continuar fluyendo al exterior, creando una cresta en forma de anillo.

Los físicos previamente sospechaban que las ondas no pueden viajar más allá de la cresta. Esto de debe a que en la cresta viaja hacia el exterior a la máxima velocidad que la onda puede viajar, por lo que la onda no tendría ningún progreso hacia adelante, como cuando uno corre por la cinta o el ratón en la rueda giratoria. Esto hace que la cresta se comporte como  un horizonte de eventos de agujero blanco. Esto se ha confirmado por Germain Rousseaux de la Universidad de Niza Sophia Antipolis en Francia y sus colegas.

En lugar de estudiar el agua cayendo sobre el lavadero, el equipo examinó lo que ocurre cuando una corriente de aceite viscoso golpea un recipiente vacío. Cuando colocaron la punta de una aguja en la ruta del aceite, se genera una perturbación en forma de v, como se ve el la imagen de arriba.

El ángulo v depende de la velocidad relativa del fluido y de la onda en la superficie. Cuando el equipo midió esto, se encontraron con que las dos velocidades eran iguales, creando ondas, que es algo parecido a un horizonte de eventos de un agujero blanco.

Ellos también encontraron que entre el punto de colisión y la onda, el aceite fluye más rápido que la velocidad de la onda, causando que las ondas surgidas allí sean llevadas al exterior muy rápido, justo como se piensa que las cosas son lanzadas por un agujero blanco.

El experimento es basado en una simple idea que cualquiera puede entender y intentar en su casa, explica U. Leonhardt de la Univerdiad de St Andrews, UK. Daniele Faccio de la Univerdiad Heriot-Watt, UK,  quien recientemente usó un láser para simular un horizonte de eventos, estudiando agujeros negros y blancos, afirma que estos experimentos son cruciales para entender la física detrás de estos exóticos objetos.

Fuente: New scientist

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Astronomía, Ciencia, Física, wtf. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Experimento de cocina simula exótico Agujero Blanco

  1. Guillote dijo:

    A ver si con esa excusa mi novia se acerca a lavar los platos… jeje

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s