El límite seco entre Argentina y Uruguay

Rio_de_la_Plata

Que con el hermano país nos separa el río Uruguay todos lo saben. Pero, ¿es posible ir caminando de un país a otro? Y ojo con la pregunta porque no vale hacer trampa. Excluyamos a los puentes que conectan ambos países y repreguntémonos. La única opción es que exista una frontera “seca”, cosa que cualquiera consideraría imposible. Pero vamos a ver que no es tan así.

El caso

Vayamos al grano y no demos vuelta que este post tampoco da para tanto. Tal vez alguno recuerde el post de hace unos meses, Argentina en 4D, donde mostrábamos 7 ejemplos de cómo había cambiado la geografía desde 1984 hasta la fecha a través de un repositorio de imágenes satelitales. En uno de los ejemplos, mostrábamos el crecimiento de las islas en el Río de la Plata. Recordemos la imagen:

Delta del Plata

La isla más cercana a Uruguay es precisamente un enclave argentino en ese país. Es la isla Martín García, con toda la historia que acarrea (cárcel, Perón, geología precámbrica, pedido uruguayo de restitución, etc). Como podrán ver en la imagen, en el último tiempo creció muchísimo, lo mismo que las islas que se encuentran más al oeste. Esto sucede porque la mayor cantidad de agua del río Paraná, y la totalidad del Uruguay se “canalizan” en la zona de Carmelo (Uruguay), y luego se abren las aguas hacia el Plata, lo que causa una disminución de la velocidad y precipitación de los sedimentos. En fin, el ciclo común y corriente de cada sistema deltaico.

Veamos el esquema que describimos en el último párrafo en una imagen:

aaaa

En azul, los ríos Paraná y Uruguay. En blanco, las islas que crecieron en los últimos 25 años (Click para agrandar)

¿Adónde queremos ir con todo esto? Bien. Les conté que la isla M. García se encuentra del límite establecido hacia el lado uruguayo, convirtiéndose en un enclave. A eso hay que sumarle la aparición a principios del siglo XX de otra isla literalmente a 1500 metros de ella, la Timoteo Domínguez. Las separaba las aguas del Río de la Plata pero uno podía caminar de una a otra porque la profundidad era de menos de un metro. En 1973 se firma el Tratado del Río de la Plata donde ya establecía en su artículo 46 que en el caso de unirse ambas islas, se establecía el límite según una carta establecida. Pero leámoslo como se escribió:

Artículo 46.- Si la Isla Martín García se uniera en el futuro a otra isla, el límite correspondiente se trazará siguiendo el perfil de la Isla Martín García que resulta de la carta H-118 a la que se refiere el artículo 41. Sin embargo, los aumentos por aluvión de Martín García, que afecten sus actuales accesos naturales a los canales de Martín García (Buenos Aires) y del Infierno, pertenecerán a esta Isla.

En los 80´s la precipitación de sedimentos había sido la suficiente como para establecer una primera conexión a nivel plantas en un islote que aparecía y desaparecía según mareas y niveles de río. Esto llevó a que en 88 se firmara un nuevo acuerdo de límites y quedara rubricada la única frontera seca entre ambos paises:

Ambas islas en el año 1995 (Click para agrandar)

Ambas islas en el año 1990 (Click para agrandar)

Actualmente, la isla Timoteo Domínguez ha crecido lo suficiente como para poder asentarse el suelo y ahora uno puede caminar desde la M. García hasta la T. Domínguez sin necesidad de (casi) mojarse los pies. Se aprecia muy bien el contraste de colores de la vegetación entre ambas islas, marcando que todavía falta para que la Domínguez tenga una elevación pareja y por sobre el nivel medio del río:

En en futuro posible

Para hacer un poco de futurología me basé en las cartas del Servicio Hidrográfico Naval (se descargan acá) y en información de Google Earth. Actualmente se dragan dos canales, ambos pasan por los costados de la Isla Martón García y se unen más al norte. Está marcada en rojo su ubicación aproximada en la figura de abajo. En una primera etapa de 100-200(?) años, es muy posible que las islas que se generaron con una rapidez inusitada en los 90´s se unan al frente del delta. Eso lo marqué con blanco. En amarillo marqué todas las zonas con menos de un metro de profundidad adyacentes a las islas que serían las próximas zonas a emerger. Si quieren ver como va a seguir evolucionando el delta del Paraná van a tener que esperar hasta un tiempito porque ese tema merece un desarrollo más largo.

En rojo, ambos canales que se dragan permanentemente

En rojo, ambos canales que se dragan permanentemente

Bueno, ya saben que pueden ir caminando a Uruguay. Eso sí, el islote Domínguez no es un lugar demasiado turístico. Para despedirme les quería dejar un post que escribí hace tiempo, El problemático límite Uruguayo-Brasilero, para que vean que el caso del límite seco no es el único extraño de ese país. Será hasta la próxima!

 

Esta entrada fue publicada en Ciencia, Enclaves, Fotos, Geografía, Geología, historia. Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a El límite seco entre Argentina y Uruguay

  1. Muy bueno guillote, me pregunto de donde sacas inspiración para encontrar estos temas, habiendo cosas tan cientificas como el proximo “Sextil Cosmico” http://noticiariodelnuevomundo.wordpress.com/2013/07/27/gran-sextil-cosmico-29-de-julio-de-2013/
    jejejejeje.
    Abrazo!

    • Guillote dijo:

      Mamita mía, entre el “Sextil Cósmico” y los “chemtrails” que leí en Fabio no puedo decidir cuál de los dos es más delirante. Juro que mataría a esa gente, se que soy intolerante pero no se puede ser tan pelotudo de creer esas cosas! Igual se que a Chimango le re interesaría jejeje

  2. Pingback: Exclaves argentinos | Animal de Ruta

  3. Marcelo Lisnovsky dijo:

    Muy buena nota sobre Timoteo Domínguez. Quiero aclarar, que este islote se llamaba originalmente Bauza y pertenecía a la República Argentina. La sedimentación de Timoteo aumentó exponencialmente a partir de la construcción de la pista de aterrizaje en Martín García, en el año 1956, ya que se pretendía extender la pista a 1.800 metros (tiene actualmente 1.250 metros), para lo cual se arrojaron escombros en dirección Norte, los que impidieron el flujo de corrientes de agua entre Timoteo y Martín García. Timoteo Domínguez tiene un albardón de arena de varios centenares de metros, que es muy bonito. Martín García no tiene playas de arena, pues todas sus costas son de piedra o barro.

    • Guillote dijo:

      Muy buena data Marcelo. Gracias por aportar!

      • Marcelo Lisnovsky dijo:

        De nada Guillote. Conozco bastante bien la isla, hice 39 viajes. También caminé muchas veces hasta Timoteo, realicé la vuelta completa a las dos islas caminando por el río; pero ya no lo hago más, porque me picó una raya de río hace unos años y la pasé muy mal. Debo advertir a los caminantes, la presencia de gran cantidad de rayas de río, de picadura ponzoñosa, en las orillas de Martín García y Timoteo Domínguez.

    • Pablo Fernandez dijo:

      Me encantó el dato de la pista. En algunas cartas todavía figura un espigón de piedra que da derecho a la pista, ahora entiendo de donde salió. Sds.

  4. Pingback: El límite seco entre Argentina y Brasil | Animal de Ruta

  5. Pingback: Evolución del delta del río Paraná | Animal de Ruta

  6. Pingback: 5 años y un adiós | Animal de Ruta

  7. gabriel dijo:

    Ambas islas tienen orígenes diferentes, una fue generada por sedimentos y la otra es un afloramiento del basamento cristalino de Brasilia; lo que no sé si queda algo de granito con todo lo que se usó para el empedrado.

  8. Pablo Fernandez dijo:

    Muy bueno! Un solo detalle: no se dragan los dos canales, hoy en día sólo se mantiene el canal oriental, el que separa a MG de Uruguay, llamado Canal del Infierno, y cambia de nombre a Canal del Este a la altura de las islas. Es por donde pasa la navegación comercial que sube por el Uruguay.
    El Canal occidental, llamado Canal Buenos Aires, es el que se usaba normalmente en la época de la colonia; era mas ancho y conocido, y menos peligroso que el Canal del Infierno (por algo lo llamaban así los antiguos); con el tiempo se fué embancando aguas abajo de Martín García, a la altura del río San Juan, con lo que se fué dejando de lado, empezándose a utilizar el canal del Infierno. Mas tarde ya se hizo imposible pasar por el final de ese canal, con lo que fué totalmente dejado de lado; hoy en día no es utilizable ni siquiera por la navegación deportiva; aunque aguas arriba, p.ej. a la altura de MGarcía, todavía mantenga cierta profundidad. ¿En qué época se empezó a cambiar de un canal a otro? Es un dato que no sé, pero debe andar mas o menos por finales del siglo XIX.

    Otro dato pintoresco al respecto es que el viejo puerto (con una callecita que está señalizada en la isla) estaba en una bahía al N.O. de la isla, del lado del canal Buenos Aires (el que ya no se usa), bahía que hoy está quedando como parte de esa frontera seca con Timoteo Dominguez, totalmente cubierta de juncos.

    Cordiales saludos!

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s