El mejor amigo del hombre

Esta es una pequeña anécdota acerca del origen de esta frase que conocía desde hace un tiempo y recordé recién viendo un post de Taringa!, bendita fuente de procastinación. Todos habremos escuchado alguna vez la frase de que el mejor amigo del hombre es el perro, pero es menos conocido que la misma salió del argumento final de un abogado, mas similar con las películas de hoy que con lo que en realidad se suele escuchar en una corte.


La frase fue creada por George Graham Vest (senador de los E.E.U.U. de América, pero mas conocido por esto) en el discurso final de un juicio en donde ejercía de abogado a nombre de Burden y su difunto perro, Old Drum: Un sabueso asesinado a sangre fría por el cuñado de Burden. Éste había anunciado sus intenciones de matar a cualquier perro que encontrase en su propiedad (sin embargo, no encuentro que se diga nada respecto de dónde estaba el perro) Burden demandó exitosamente a su cuñado por la cifra máxima permitida para estos casos (50u$s, que era un dineral en aquella época supongo). Durante el juicio, Vest declaró que ganaría el caso o se disculparía con cada perro del estado (Missouri). En su argumento final dio el discurso en cuestión, que mas que referirse al juicio fue un panegírico para el perro. Sólo quedan fragmentos del discurso, que dice lo siguiente:

“ Gentlemen of the jury: The best friend a man has in this world may turn against him and become his enemy. His son or daughter that he has reared with loving care may prove ungrateful. Those who are nearest and dearest to us, those whom we trust with our happiness and our good name, may become traitors to their faith. The money that a man has, he may lose. It flies away from him, perhaps when he needs it the most. A man’s reputation may be sacrificed in a moment of ill-considered action. The people who are prone to fall on their knees to do us honor when success is with us may be the first to throw the stone of malice when failure settles its cloud upon our heads. The one absolutely unselfish friend that a man can have in this selfish world, the one that never deserts him and the one that never proves ungrateful or treacherous is his dog.

Gentlemen of the jury: A man’s dog stands by him in prosperity and in poverty, in health and in sickness. He will sleep on the cold ground, where the wintry winds blow and the snow drives fiercely, if only he may be near his master’s side. He will kiss the hand that has no food to offer, he will lick the wounds and sores that come in encounters with the roughness of the world. He guards the sleep of his pauper master as if he were a prince. When all other friends desert, he remains. When riches take wings and reputation falls to pieces, he is as constant in his love as the sun in its journey through the heavens.

If fortune drives the master forth an outcast in the world, friendless and homeless, the faithful dog asks no higher privilege than that of accompanying him to guard against danger, to fight against his enemies, and when the last scene of all comes, and death takes the master in its embrace and his body is laid away in the cold ground, no matter if all other friends pursue their way, there by his graveside will the noble dog be found, his head between his paws, his eyes sad but open in alert watchfulness, faithful and true even to death.”

Estatua del perro frente al juzgado donde se pronunció el mamotreto anterior

Que, traducido lo mejor posible que puedo a esta hora, es algo así como:

“Señores del jurado: El mejor amigo que un hombre tiene en este mundo puede volverse contra él y convertirse en su enemigo. Su hijo o hija, que él ha criado con amor pueden demostrar ser ingratos. Aquellos que nos son mas cercanos y queridos, aquellos en los que mas confiamos con alegría y nuestro buen nombre, pueden traicionar su fé. El dinero que un hombre pueda tener, puede perderlo. Se aleja de él, tal vez cuando mas lo necesite. La reputación de un hombre puede ser sacrificada en un momento de descuido. Quienes mas nos alaban cuando somos exitosos pueden ser los primeros en arrojar la primera piedra de malicia cuando las nubes del fracaso se ciernen sobre nuestras cabezas. El único amigo absolutamente desinteresado que un hombre puede tener en este mundo egoísta, el único que no lo abandonará jamás y el único que no se mostrará desagradecido o traicionero es su perro.
Señores del jurado: El perro de un hombre se quedará a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y la enfermedad. Dormirá en el frío suelo, donde los vientos invernales soplen y la nieve entre a raudales, si tan sólo éso le permita estar cerca de su amo. Besará la mano aunque no tenga comida para ofrecer, lamerá las heridas y dolores que resulten del choque con el duro mundo. Cuidará del sueño de su pobre amo como si éste fuera un príncipe. Cuando todos los amigos se van, él permanece. Cuando la riqueza se vuela y la reputación cae a pedazos, el perro será tan constante en su amor como el sol en su périplo por la bóveda celeste.
Si la suerte empuja al amo a convertirse en un paria, sin amigos ni hogar, el fiel perro no reclamará privilegio mas alto que el de acompañarlo para protegerlo del peligro, combatir a sus enemigos, y cuando el telón caiga, y la muerte se lleve al amo y su cuerpo yazca en el frío suelo, aunque todos los demás sigan su camino, al costado de su tumba se hallará al noble perro, su cabeza entre las patas, sus ojos tristes pero alertas y vigilantes, fiel y sincero aún hasta la muerte”.

Al momento de escribir estas líneas (04:30am) con temperaturas cercanas a los 0°C, sé que “perro”, alias “chicha” está esperando cerca de la entrada de mi casa, lista para recibirme a ver si llego. A Mr. Vest se le habrá ido un poco la mano con la dramatización de su discurso, pero mirá que el guacho tenía razón en cada una de las frases que largó. Si en este momento tuviera la oportunidad de cargarme a toda la humanidad con un par de docenas de bombas termonucleares de 50 megatones, no lo haría sólo por respeto a los pobres perros. Chicha les acabaría de salvar la vida, sépanlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anéctodas, Curiosidades, Frases. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El mejor amigo del hombre

  1. dama dragón dijo:

    Muy bueno, y para ser las 4:30 de la mañana está muy bien traducido… asumo que ganó el juicio…

  2. Pablo dijo:

    Muy buen post, llego de trabajar tarde a casa, mi perro estando dormido, con lagañas y algo torpe para caminar me recibe con un festejo que a uno lo libera y lo relaja de todo.

  3. Victor dijo:

    Con lagrimas en los ojos le dedico estas geniales líneas al hoy veterano Popovito, perro fiel y compañero como ningún otro. Muy buena nota Guille!

  4. Gabinni dijo:

    Me hiciste acordar al ratin…. perro salame y feo…. como los dueños

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s