Animal #25- El fantasma de Jupiter

Algo faltaba por acá, ¿no? ¡Al fin volvieron los animales astronómicos de la semana! Y al parecer, no los extrañaron mucho porque no han sido reclamados, que vergüenza…

Pero yo, sordo a toda crítica y ajeno a las demandas del público, reabro esta sección con un animalito que ya había visto varias veces “con el ojo” por un telescopio de 25cm de diámetro,  pero no había tenido oportunidad de apuntar con el de 40cm de la ULP. Siempre lo había visto como una pelotita azul sin detalles ni relieve, y lo que ví me agarró desprevenido. Me sorpendió un poquito:

Es esa cosita del medio. 10 segundos de exposición, buen cielo, pura ternura la foto.

Es lindo sorprenderse a veces.

Lo que tenemos acá, damas y caballeros, es una nebulosa planetaria. Apta para el bolsillo de la dama o la cartera del caballero; elegante en toda ocasión y de la más fina manufactura. Esta finísma foto, que uds. pueden adquirir por un módico precio*, ha sido tomada con impecables 10 segundos de tiempo de exposición de la más álta calidad, elaborada con el impresionante telescopio de 40cm de la ULP, nada más y nada menos. Y eso no es todo, con la compra de la foto se llevan una practiquísima explicación, portátil y tan pequeña que cabe en las mentes mas adustas, las cuales sé que ustedes no poseen dado que son tan inteligentes como para venir a comprar esto.

El Hubble mostrará mas detalle, pero la mía se ve con menos ruido. ¡ññññññññ!

¿Y qué es esto?

Bah, una nebulosa planetaria, creo que ya mencioné eso. Son objetos bonitos; las galaxias llamarán mas la atención, pero estas nebulosas me gustan cada día más. Para quien no siga el blog, o los links a otras nebulosas que ya posteé antes, puedo comentarles que una nebulosa planetaria es una de las últimas señales que emite una estrella moribunda: cuando se van, si no les da el cuero como para irse con un ¡bang!, por lo menos tienen estilo y dejan estas hermosas (y efímeras) envolturas. ¿A qué me refiero con que “no les de el cuero”? Puesto de forma simple, el destino de una estrella va a depender de su masa. Esto es, de cuánta materia haya tenido cuando se formó. Si la estrella es muy masiva (mas de ocho veces la masa del sol en sus comienzos) puede terminar en una explosión (implosión) de supernova, un colapso debido a su propia fuerza de gravedad. Dicho en criollo (y conceptualmente erróneo) cae bajo su propio peso. A nuestra estrella en cuestión… no le pasa esto. En vez de eso, a nuestra estrella se le acabó el hidrógeno, después el helio y entró en fase AGB, en la cual expulsa todo el gas que no puede retener; el resultado es esa hermosa nebulosa alrededor con un remanente, una enana blanca, en el centro. Todo el material que queda en la estrella está en un estado llamado “electrónicamente degenerado”; lo que se llama una estrella compacta (Guillote, seguí ese link, te vas a divertir). Respecto al rol que cumplen estas estrellas en volver a enriquecer el medio interestelar ya he hablado bastante en otros posts de nebulosas planetarias, pero si prefieren algo mas elaborado les recomiendo rebuscar en el artículo enlazado al principio de la amada wikipedia.

Bueno... ésta sí se ve un poco más linda.

El artículo de la wikipedia de esta nebulosa en particular es más bien escueto, por lo que los dejo con una breve descripción (cortesía de SEDS.org): Ésta nebulosa consiste de una nube pequeña y densa de 16″x 26″ de diámetro en el cielo, rodeada de una envoltura mas tenue de 40″ x 35″, que es lo que alcanzamos a ver. Un halo mucho más tenue (que trataré de fotografiar mas adelante) de 20,8 minutos de arco rodea a lo que vemos; y lo que vemos tiene un diámetro angular (no el real, obvio) que se parece mucho al de Júpiter, dando origen al nombre.  La estrella central tiene magnitud  V=12,1 y su distancia es de 1400 años luz, según la wikipedia, pero llega hasta 2.500 años luz según la página del SEDS. Está bien, en realidad, determinar distancias para una nebulosa planetaria es bastante complicado; se miden líneas espectrales, pero éstas están muy afectadas por el gas de la nebulosa en expansión, provocando semejante incertidumbre. Es lo normal.

Lo que no es normal es que me haya salido una foto no-asquerosa. Y de un objeto que conocía, o creía conocer, y me resultó tan lindo. A veces está bueno dejarse sorprender, a veces es inevitable.

Y lo olvidaba, pueden pedirme verla por el telescopio remoto, ésta sale como piña.

*El precio es de cero pesetas, pero tienen que recordar la licencia: Repeté avec muá: cc-by-sa-nc.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en animal de la semana, Animales Astronómicos, Astronomía, Ciencia, Fotos. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Animal #25- El fantasma de Jupiter

  1. ye olde fox dijo:

    Naaa que buena imagen que tomaste, en este momento te estoy envidiando y no sanamente..jeje me vas a obligar a ir al extranjero y arrimarme por el observatorio de la ULP. Voy a ir eso te lo garantizo y más vale que esa nebulosa siga allí..!!

  2. Federico P. dijo:

    Bueno, que te puedo decir, ¡Por primera vez me ganaste con una foto usando “MI” querido LX200R! La verdad que te felicito. En cualquier momento traeremos para la montaña el Meade de 12″ e iniciaremos una sana carrera armamentista fotográfica.
    Je.
    Felicitaciones de nuevo.

  3. dama dragón dijo:

    Nice…

  4. Puma dijo:

    Muy buena. Saludos

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s