El precio de la felicidad

Este post va dedicado en especial a un amigo, si es para vos Ferchu, lo que siempre hablamos ahora está confirmado científicamente. Según lo demuestra el sondeo Gallup, la felicidad tiene precio, o dicho de otra manera se necesita determinada cantidad de dinero para ser feliz.

Algunos dolarotes voladores.

¿Pero que nos hace feliz? Según testimonios de personas que se consideran felices, uno debe ser muy educado, rico, casado (creo que si sos rico lo mejor es estar soltero, pero es mi humilde opinión) y económicamente independiente. La infelicidad, en cambio, está asociada al desempleo, bajos ingresos y salud precaria.

¿Y exactamente qué queremos decir con estar feliz? ¿Que nos riamos mucho, nos sintamos optimistas, seamos serenamente calmos o delirantemente hedonistas? El sondeo Gallup de la felicidad realizado en 2008-09 en distintos países entre ellos EE.UU. Lastima que este estudio aún no se hace en Argentina, según he leído. La cuestión es que EE.UU quedo quinto en los niveles de tensión más altos, quintos en nivel de felicidad y quedaron en el lugar 89 de 151 en términos de ‘la menor preocupación’. Lo interesante de este resultado es que ¿o el estrés está compensado con felicidad o vienen siempre juntos?

Además la felicidad es un objeto preciable y seguramente sería un mejor indicador que los índices convencionales del bienestar, como el producto bruto nacional (PBN).

Dinero

En esta sección del post voy a recordar la sabia letra de la canción de los Auténticos Decadentes que dice: “el dinero no es todo pero como ayuda…” Una de las cuestiones más impugnadas a los que tratan de medir la felicidad es su relación con el ingreso. La mayor parte de las personas estará de acuerdo en que la pobreza abyecta es miserable, pero no está claro que relación juega el dinero con la felicidad fuera de este desafortunado estado. Pero si el dinero hace a la felicidad quedan preguntas en el tintero, por ejemplo: ¿Si se es rico le hace feliz, ser más rico le hace más feliz?

La mayor parte de nosotros no somos relativamente ricos por definición, pero los últimos estudios indican que existe un umbral de riqueza, encima del cual la felicidad no se incrementa. Al parecer tener más dinero implica más preocupación, lo que lleva a ser menos feliz.

El el Nobel en economía Daniel Kahneman y su colega Angus Deaton de la Universidad de Princeton, Nueva Jersey, han armado un revuelo. En un paper publicado en la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU hace unos meces, utilizaron los datos de la encuesta Gallup realizada en 2008-09 para afirmar que los ingresos realmente hacen impacto en la satisfacción personal. Entonces para aquellos que dicen que el dinero no compra la felicidad, es porque no saben donde comprar. El Sondeo Gallup contempló 700.000 residentes, aunque Kahneman y Deaton desechen aproximadamente un cuarto de las respuestas por no ser confiables. Del resto, ellos deducen que el el bienestar emocional (felicidad) correlaciona con el ingreso. Pero aunque el bienestar aumenta con el ingreso, esta relación alcanza una meseta a alrededor de 75.000 dólares al año. A su vez un buen nivel de vida correlaciona con un ingreso anual de 160.000 dólares.

En conclusión la felicidad esta relacionada con el dinero, pero sin dudad hay otros muchos factores que contribuyen con mayores dividendos de sonrisas. Otra cosa a tener en cuenta que que esta encuesta no se realizó con una parte importante de la población, ‘los chicos’, que seguro son felices con mucho menos. Para terminar quiero recordar mi primera bicicleta que por muchos años me hizo muy feliz y que costó casi nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades, wtf. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El precio de la felicidad

  1. Guillote dijo:

    Cuate, muy bueno! Estamos hablando de cuál bici? de la celeste? o de la mia? Abrazo!

  2. Gabinni dijo:

    para mi que esta mas relacionado a la capacidad potencial y a la autoestima de cada uno, pero eso tambien esta a veces muy conectado al dinero…… en fin, aprovechando la ocasion tambien quiero recordar a mi bici, la que siempre uso y use desde los doce…. god save the bike!!!

  3. ferchu dijo:

    locazooo graciasss por dedicarme el post.. nos e porque tendras esa idea de mi jajajaja
    esta muy bueno, ahora tengo una base para refutar cuando me critican por decir esas cosas…. che si la gente con mucho dinero no es feliz porque se preocupa por tener cada vez mas y los que somos pobres tambien nos preocupamos por tener mas.. creo que si me voy a preocupar de todas manera prefiero estar en la linea de los ricos jajaja..
    che y esa bici negra es la bici del pueblo?? jaja la usa todo el mundo..las bicis nos han llevado a todos lados!!!

    • ye olde fox dijo:

      jaja si yo pertenecí al clan de bici del pueblo..
      Respecto a la linea de los pobres y ricos me quedo en la de los súper ricos, si voy a vivir preocupado que valga la pena…jaja

      • Gabinni dijo:

        es verdad eso de las bicis, pobres que nos han sufrido todas a todos (sobretodo el choque mio q presencio el ferchu cuando me cargue una rueda del leito, eso pasa por andar sin frenos….)

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s