Historia del vino #1

Iniciando con el primer post de vinos, vamos a hablar un poco de la historia del vino, y con las semanas iremos analizando los distintos tipos de vino, variedades, vinificación, etc. En estos primeros posts  vamos a enfocarnos solo en la historia del vino.

Vinos Chardonnay (izquierda), rosado (derecha), de la bodega Caelum (fotos tomadas de la pagina http://www.bodegacaelum.com.ar)

El vino parece hacer nacido con la misma cultura del hombre, ha sido motivo de alegrías y uno de los mayores placeres que ha disfrutado. Desde que el hombre probó el vino ya no pudo dejar de hacerlo. Aprendió a cultivar la vid, para sacar mejores frutos, de esta manera se elaboraría el néctar que acompañaría nuestras mesas por siglos y que en la actualidad no ha perdido vigencia y nos sigue acompañando. Los primeros vestigios de la utilización de la vid para la producción de vino data de alrededor del año 5000 AC. Estos rastros se encontraron en Irán, en los montes Elburz. Si bien éste da luz a la posibilidad de que ésta sean la primera producción de vino, se cree que se elaboraba desde mucho antes.

Montaña Elburz, Alburz, Alborz o Agros

Seguir la pista del mismo nacimiento del vino es algo complicado, ya que al parecer su origen se remonta a la misma aparición de la sociedad. Y es que la historia de esta bebida y el desarrollo de la civilización han estado ligados desde siempre.  Por lo que sería imposible determinar con precisión quién, dónde y cuándo se elaboró el vino por primera vez. Una buena comparación que he leído en distintas páginas es la siguiente: es como querer saber quién, dónde y cuándo se inventó la rueda, algo que pudo hacer pasado por casualidad al igual que pudo haber ocurrido con el vino; tal vez observar una piedra rodante prendió en la mente de un primitivo la idea de hacerle un agujero en el centro donde colocarle un tronco de madera que la hiciera girar más o menos controlada, y tal vez ese mismo hombre comió uvas que había almacenado y que pasado el tiempo se fermentaron, provocándole una sensación desconocida (en castellano básico, una borrachera) que le gustó y con su ingenio innato, se dio maña para repetir el proceso.

Claros efecto de una borrachera, en este coso no es con vino, pero el efecto es el mismo, eso me contaron (foto del año 2005, qué jóvenes!)

De esta manera el vino, o jugo fermentado de uva, pasó a ser una bebida cotidiana impulsando al hombre en una amplia gama de venturas y desventuras, al progreso y bienestar, como a su lado más negro y abyecto, donde la necesidad y la intransigencia convierten al bebedor en un ser despreciable. El vino con todas las virtudes buena y malas, está presente en una amplia gama de campos de acción humana, incluso en la medicina. Algunos ejemplo de paliación, son los spa, otro es, que en el campo se les da de beber vino a las vacas, esto ablandaría la carne, hasta los mismos musulmanes se arriesgaron a la ira de Alá al usar el vino en sus tratamientos. El campo de aplicación es muy amplia, el lector interesado encontrara acá un reportaje de la BBC donde se destaca la importancia del vino en la salud.

Hoy en día estamos un poco más interiorizados con el vinos, ya sea por la facilidades que nos dan las comunicaciones o porque simplemente está de moda, entonces podemos en base a nuestro conocimiento y gusto, seleccionar entre diferentes vinos. Tantos siglos de elaboración han llevado a elaborar vinos de alta gama, dignos de un paladar exquisito. Aclaro que este no es mi caso, quien les escribe se considera un completo ignorante en cuanto a gustos en vinos. En resumidas cuentas el vino esta acompañando nuestra mesa desde tiempos inmemoriales, por lo que es muy difícil saber cual fue el lugar exacto de su aparición, si bien los vestigios encontrados en Irán dan perspectivas de su origen, éste aún no está bien claro.

Otro aspecto a analizar es como el vino se diseminó por las distintas regiones vitivinícolas que conocemos en la actualidad. Se cree que los egipcios del antiguo Egipto disponían de vino suministrado por comerciantes palestinos. Posteriormente en los períodos dinásticos, ellos mismos aprendieron a cultivar la vid. Algo más sobre este Pueblo es que el vino era considerado un lujo, sólo disponible para clases más pudientes, las clases inferiores bebían cerveza.

Mapa con el antiguo Egipto, imagen tomada de san wiki.

En la Mesopotamia, si bien los Sumerios bebían cerveza, hay indicios de las primeras vides fueron cultivadas por el año 3500 AC. Las primeras referencias claras datan del año 2500 AC y aparecen impresas en piedra.

Más allá de estos hallazgos, parece más claro que la vid se empezó a cultivar en la región del Cáucaso (lo que hoy es Georgia y Armenia) por el año 3500 AC. Desde esta zona se extendió a toda la región del Mediterráneo. En el año 2500 AC aparece en China y la India, en el año 2000 AC llega a Grecia, en el año 1000 AC aparece en Italia. En el año 900 Ac llega al norte de África y España. A finales del siglo XV y el XVI DC llega a América y a finales de XVIII a Australia y Nueva Zelanda.

Cáucaso, divición política.

Hasta acá esta primera entrega. En el próximo post, avanzaremos un poco más en la historia, haciendo hincapié en la vitivinicultura Argentina.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bebida, Vinos. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Historia del vino #1

  1. Guillote dijo:

    Excelente cuate! O sea que cuando me emborracho con ese dulce néctar le puedo echar la culpa a los ancestros de los ancestros. Total, todo viene de hace 5500 años…

  2. Gabinni dijo:

    la historia mundial se basa en borrachos entonces……

¿Algo para declarar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s